Toño: el hombre que solo bebe leche de vacas prietas y brillosas

SANTO DOMINGO, RD.-La leche que históricamente ha consumido Juan Antonio López siempre ha sido de vacas prietas, de pelo brilloso y de razas de precaria producción o bajo rendimiento. Sus 89 años le han dotado de una teoría lo suficientemente sólida, como para terminar convenciendo al receptor de sus planteamientos, aunque éste quiera resistirse.

“El color negro es más resistente que otros, si la vaca tiene el pelo brilloso significa que está en salud y si es una vaca poco abundante en la producción de leche, eso quiere decir que tiene una mayor concentración de grasa”, le dice el ganadero y agricultor al periódico elCaribe.

Juan Antonio López, conocido en El Peñón de Barahona como Toño David, es el señor que el pasado 15 de mayo pronunció un discurso de casi ocho minutos, considerado ya una pieza, en la celebración del Día del Agricultor, frente al presidente de la República, Danilo Medina, en La Vega.

Mucha gente duda, pone en entredicho y se pregunta de dónde sacó el campesino-agricultor barahonero tanta sapiencia, expresada en cada una de sus palabras aquel día, frente a un amplio auditorio, conformado por cultivadores de distintos rubros, autoridades de diversas partes del país, funcionarios de diversas agencias estatales y empresas privadas vinculadas al ramo agropecuario y agroindustrial.

Toño David es un militar en retiro, un consumidor de libros y el propietario de una importante cantidad de humor, que alcanza hasta para repartir por cada lugar donde se mueve. “Me paré ahí sin titubear, sin nada escrito y mirando lejos para no sentir la presión de los críticos que se sientan cerca”, rememora mientras sonríe. Acudió a la entrevista de ayer acompañado de Ramón Segura, a quien Toño sirve de consejero y asesor desde que Ramón tenía 12 años.

“Debo decir que soy asiduo a la lectura. Y a quienes piensan que el discurso me lo dieron escrito, puedo citarle cuarenta personajes de la literatura universal y luego de eso, pueden escoger al azar cualquiera que sea y preguntarme lo que sea”, expresa con certeza.

Toño David ingresó al Ejército Nacional a los 18 años, donde desempeño el puesto de monitor de Artillería, especialmente de Mortero Brown Calibre 81 milímetros. Luego fue trasladado a la Marina de Guerra, donde reunió suficiente experiencia y destreza, que le permiten desenvolverse con facilidad en el lugar que sea. “Cualquiera que sea el escenario no me tiembla el pulso para expresarme”, asegura.

Por: Martín Polanco 

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorOnamet pronostica aguaceros, tronadas y ráfagas de viento en gran parte del país
SiguienteInstituto Duartiano reconoce a madres dominicanas en homenaje a Dominga Moronta