Santiago jugó bien, pero no le pudo ganar a los Astros

El lanzador abridor puertorriqueño de los Angelinos de Los Ángeles, el zurdo Héctor Santiago, maniató a los bateadores de los Astros de Houston, lanzando pelota de tan solo un imparable, sin permitir carrera, en su labor de 6 episodios y un tercio, pero a pesar de haber dejado el montículo con ventaja en el marcador, al final de la noche, se quedó sin decisión.

Porque en su último turno al bate, los líderes de la División Oeste de la Liga Americana, se salieron con la suya, anotando tres veces y se quedaron con el triunfo por pizarra final de 3-2, este jueves por la noche, en el Angel Stadium, de Anaheim, California.

“La pelota es así. Se tienen que jugar nueve entradas. Yo tiré la bola bien, hicimos suficientes carreras, teníamos la ventaja hasta la octava entrada, pero ellos lograron sus hits a pesar de los buenos lanzamientos. Y al último, perdimos el juego. Pero, como ya lo dijimos, esto es el juego de pelota y mañana lo podemos volver intentar otra vez”, dijo, como tratando de consolarse, Santiago, en entrevista con ESPNDeportes, después del encuentro.

En lo personal, ¿usted se siente satisfecho, porque dominó a los bateadores, tuvo comiendo en sus manos a un equipo que por algo está en el tope de la división?

“Sí, sí, es verdad. Hoy fue un día bueno para mí. Tenía todos mis lanzamientos en la zona de strike. Estuve siempre adelante en la cuenta con los bateadores, a pesar de que se trata de un equipo que viene caliente, aunque habían perdido tres veces seguidas, pero ellos tienen un magnífico bateo. Sin embargo, siento que estuve lanzando muy bien y en ese sentido, considero que quedé bien con mi actuación”.

Una presentación como esta, ¿lo consolida como uno de los abridores en la rotación del equipo?

“Uno siempre quiere ganar. Y ahora yo solo pienso en ganar y en poder darle al equipo la oportunidad de estar en el juego y aspirar a ganar cada juego. Estoy tranquilo, porque considero que hice mi trabajo, a pesar de que al final nos quedamos cortos. Pero estamos bien, y mañana vamos intentarlo otra vez”, reiteró Santiago.

La novena de Mike Scioscia no logró acortar distancias con los líderes de la División Oeste de la Liga Americana, a quienes ahora tienen a 6 juegos de distancia.

Los Astros, por su parte, evitaron lo que hubiese sido su cuarta derrota al hilo, ya que venían de ser barridos en su serie de tres desafíos frente a los Vigilantes de Texas.

Un batazo de cuatro esquinas en solitario, de Mike Trout, su octavo de la temporada, había puesto a ganar a los de Anaheim, en el mismo primer acto, mientras que la segunda anotación para los dueños de casa, llegaba en el octavo episodio y parecía que era la carrera que abrochaba el triunfo de los locales.

Pero una rebelión de los Astros en el noveno acto, en el que anotaron tres veces, cambió totalmente la historia.

Santiago, no permitió libertades a los bateadores rivales, ya que lanzó 6 episodios y un tercio, sin aceptar carrera, y solo José Altuve le sacó un imparable en el primer acto.

Recetó 5 chocolates y concedió 4 pasaportes, incluyendo uno intencional, para dejar su marca en 2-2, con efectividad de 2.57.

Quien sí estaba apenado, era el taponero Houston Street (2-1, con efectividad de 3.86), quien por segunda noche consecutiva, dejó escapar la ventaja de su equipo y cargó con la derrota.

“Lo de hoy es muy difícil de digerir, porque anoche, terminamos ganado el juego”, aseguró el taponero, quien dijo que fue muy desafortunado en batazos que regularmente pueden ser atrapados y que esta noche, simplemente, le jugaron mal.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorFBI activa búsqueda de dos dominicanos acusados de liderar banda criminal en Bronx
SiguienteONU y la UE buscan combatir cambio climático sin excluir agricultores