Dice que esta decisión no impacta la investigación que realiza en mercado de cervezas

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Consejo Directivo de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (ProCompetencia) informó este domingo que declaró inadmisible la solicitud de Guido Gómez Mazara de imponer medidas cautelares a la sociedad comercial Cervecería Nacional Dominicana, S.A. (CND).

Explicó en un comunicado que mediante la Resolución número 005-2017, se tomó la decisión porque el referido pedido no cumple con los requisitos formales establecidos por el ordenamiento jurídico para su interposición y resulta extemporánea, por haber sido realizada con anterioridad a la entrada en pleno vigor en enero de 2017 de la Ley General de Defensa de la Competencia, núm. 42-08.

Vea también: Empresa pide a ProCompetencia intervenir para que se cumpla registro sanitario y etiquetado

No obstante, aclaró que la medida no prejuzga de ninguna manera la investigación que lleva a cabo la Dirección Ejecutiva sobre la posible existencia de prácticas contrarias anticompetitivas en el mercado de la cerveza.

Agregó que Gómez Mazara solicitó se ordenaran medidas cautelares alegando la “existencia de indicios graves respecto a la conducta de la denunciada y derivada del estudio de competencia del mercado de la cerveza de la República Dominicana post fusión: Cervecería Nacional Dominicana y Ambev financiado por el proyecto Caribbean Compete del Banco Interamericano de Desarrollo”, indicando que “dicho documento evidencia que con la fusión de la Cervecería Nacional Dominicana (CND) y Ambev se constituyó la figura de la Concentración Económica, generando niveles altos de monopolio.”

Al respecto, CND señaló en su escrito de defensa que “En el caso que nos ocupa, el accionante, a pesar de que se autoproclama repetidamente como “denunciante” en su solicitud de medidas cautelares, no ha interpuesto denuncia alguna en los términos que exige la Ley … y tampoco ha demostrado ni puede demostrar interés económico alguno que le haya sido vulnerado o los daños sufridos en ocasión de las alegadas conductas anticompetitivas que invoca a los fines de solicitar las Medidas Cautelares que pretende (indeterminadas por demás) …” ;recalcando que “se debe considerar que las leyes también establecen las condiciones de fondo que justifiquen la procedencia o no de la interposición o no de medidas cautelares …”.

Añadió que para emitir el fallo, el Consejo Directivo de ProCompetencia consideró que al momento del depósito de la solicitud de adopción de medidas cautelares no existía ningún procedimiento administrativo sancionador en curso, en virtud de que la Ley General de Defensa de la Competencia no se encontraba en pleno vigor por efecto del periodo transcurrido entre la promulgación de la ley y su entrada en vigencia (vacatio legis), establecido en el artículo 67 por el legislador y, por tanto, esta institución no se encontraba en facultades de recibir denuncias o iniciar procedimientos administrativos, de oficio o a solicitud de parte interesada, por la ausencia del Director Ejecutivo.