Son momentos decisivos en las Eliminatorias de la Concacaf para el Mundial de Rusia 2018. Quedan solamente dos lugares para elhexagonal final y se definen en la última jornada de la Fase 4, don de Honduras y Canadá se disputarán un puesto, mientras que Estados Unidos y Guatemala pelearán por el otro.

Como si le faltaran condimentos, a pocas horas del inicio de la fecha, los jugadores de El Salvador denunciaron que los quisieron sobornarpara que derroten a Canadá en Vancouver y le faciliten el trabajo a Honduras, que buscará su boleto a la siguiente ronda frente a México.

El empresario salvadoreño Ricardo Padilla les ofreció primas por ganar, empatar e incluso perder por un gol, resultados que favorecen aHonduras. La denuncia de los jugadores se hizo con un audio en plena rueda de prensa.

En la charla, se especifican los montos de la oferta: 30 dólares por jugador por minuto jugado si ganan el partido, 20 dólares por jugador por minuto si empatan y 15 dólares por jugador por minuto si pierden por un 1-0. Cualquier otro marcador, aunque fuese favorable para que Honduras se clasifique, no dará ninguna prima.

A propósito de su oferta, Ricardo Padilla admitió a El Gráfico que quiso favorecer a Honduras y se mostró confiado, sin temor a la Justicia: “Un jugador me preguntó eso y le dije que sí. Eran 40.000 dólares porque además iba a dar otros 10.000 para los que no jugaban. Que me investiguen, no hay problema. Si me quieren acusar, acúsenme. Ahí les voy a mandar un puño de abogados”.

Los jugadores no aceptaron porque El Salvador ya sufrió algunos escandalosos casos de arreglo de partidos. Temen ser suspendidos de por vida, como ocurrió con 14 futbolistas en septiembre de 2013.

Las autoridades de la Concecaf tendrán que poner el ojo en los partidos de la última jornada para ver que no haya irregularidades. Junto a México ya están clasificados Costa Rica, Panamá y Trinidad Tobago. Canadá y Honduras se disputarán la única plaza que queda en el Grupo A, y Estados Unidos y Guatemala la que resta en el Grupo C.