RIO DE JANEIRO.- La policía federal de Brasil informó que allanó las oficinas de un consorcio encargado de la construcción de una de las principales sedes de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

La policía señaló en un comunicado que los allanamientos fueron por la sospecha de fraude en la transportación y desecho de escombros de la construcción del parque olímpico en el sector Deodoro de Río de Janeiro. Las autoridades dijeron que la supuesta conspiración podría incluir la falsificación de documentos y la inflación de precios.

El comunicado indica que un tribunal congeló un pago de 128 millones de reales (37 millones de dólares) al Consorcio del Complejo Deodoro, formado por empresas constructoras brasileñas que también están involucradas en el escándalo de corrupción y sobornos de la empresa petrolera estatal, Petrobras.

Esa pesquisa provocó la caída de poderosos empresarios y políticos brasileños.