El cardenal Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez, arzobispo de Santo Domingo, favorece que Mario José Redondo, asesino del niño José Rafael Llenas Aybar, complete la condena  de 30 años que le fue impuesta por la justicia dominicana.

López Rodríguez ofreció estas declaraciones a raíz de que los abogados de Redondo Llenas solicitaran la libertad de este por haber cumplido más de la mitad de la pena.

En septiembre del 2006, la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia convirtió en irrevocable la sentencia de 30 y 20 años para Redondo Llenas y Juan Manuel Moliné Rodríguez, respectivamente por el asesinato de José Rafael Llenas Aybar el 03 de mayo de 1996.