Lo único que piden que los dejen producir en paz por el bienestar de sus familias

Santo Domingo, RD.- Vendedores del Mercado de la Pulga volvieron a protestar este domingo en reclamo de que las autoridades les permitan realizar sus ventas y rechazo a las pretensiones de desalojo.

La situación provocó cierre y desvíos en las avenidas Luperón y 30 de Mayo, próximo al kilómetro 12 de Haina.

Este reclamo será llevado este lunes a la alcaldesa de la capital, Carolina Mejía, para que se ponga de acuerdo con el también alcalde de Santo Domingo Oeste, José Andujar, y se respete un supuesto acuerdo para ellos continúen laborando en la plaza.

Aseguraron que no representan ninguna carga para las autoridades, ya que son comerciantes, los cuales en su mayoría tienen deudas que saldar y que en algunos casos son millonarias.

Resaltaron que cada domingo se reúnen en la plaza cerca de 4 mil vendedores, sin contar los trabajadores que laboran en las fábricas que realizan muchos de los productos que se comercializan allí. Además garantizan que está preparado para cumplir con las medidas sanitarias para enfrentar el virus del Covid-19.

Afirmaron que tienen seis meses sin trabajar y lo único que piden que los dejen producir en paz por el bienestar de sus familias.