Santo Domingo, RD.- El representante ante el Senado de la República por la provincia San Cristóbal, Franklin Rodríguez, reveló que de niño quiso ser pelotero de Grandes Ligas y durante varios años práctico béisbol en su ciudad natal Cambita Garabitos, pero la vida le condujo por la política, llegando a convertirse primero en Ministro de la Juventud y ahora en legislador.

El legislador contó que en sus planes no estaba aspirar a la senaduría de San Cristóbal.

Rodríguez confesó que fueron las circunstancias de la división del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) que lo llevaron al puesto.

Sostuvo que aunque al principio creyó difícil obtener el triunfo, terminó ganando con más del 60% del favor de los electores de esa demarcación sureña.

En seis meses ha presentado 32 iniciativas en el Senado de la República, de las cuales más de una decena fueron aprobadas.

Franklin Rodríguez dio sus primeros pasos políticos en 1998, de la mano de Nelly Pérez, quien para la fecha era gobernadora de San Cristóbal.

Luego su trayectoria la ha desarrollado al lado del ex presidente Leonel Fernández.

El hoy senador no nació en cuna de oro. Sus padres, el alférez de navío Milcíades Rodríguez Lorenzo, y la enfermera María Natividad Garabitos.

De niño fue limpia botas, vendedor de maní tostado y otras humildes labores.

Sus maestros de primaria y amigos de la adolescencia reconocen las inquietudes sociales que desde muy joven empezó a mostrar Franklin Rodríguez.

Rodríguez Garabitos está casado con la ingeniera Darihelmy Lorenzo, quien también es oriunda del municipio de Cambita.