Redoblan seguridad previo a conocimiento medidas de coerción a implicados en Operación Coral

Santo Domingo, RD.- Miembros de la seguridad penitenciaria de la Procuraduría General de la República acordonaron el perímetro del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, donde se conocerá las más medidas de coerción a los cinco apresados por supuesta corrupción mediante la Operación Coral.

Los imputados en este caso de alegada corrupción son el mayor general Adán Cáceres Silvestre, el coronel Rafael Núñez de Aza, la pastora Rossy Guzmán, Tenner Antonio Flete Guzmán y Raúl Alejandro Girón.

El Ministerio público pide un año de prisión preventiva con los acusados y que el caso sea declarado complejo.

El general Adán Cáceres Silvestre, el coronel Rafael Núñez de Aza, la pastora Rossy Guzmán y Tenner Antonio Flete Guzmán, están acusados de integrar una red criminal que manejó más de tres millones de pesos de manera ilícita.

Para hoy, el Juzgado Atención Permanente del Distrito Nacional fijó para las 11:00 de la mañana el conocimiento de medidas de coerción a los implicados en el caso de alegada corrupción.

La magistrada Kenya Romero, conocerá las medidas contra el jefe de la seguridad del expresidente Danilo Medina, mayor general Adán Cáceres Silvestre, la pastora Rossy Guzmán, Tanner Antonio Flete Guzmán, Rafael Núñez de Aza y Raúl Alejandro Girón Jiménez.

De su lado, la coordinadora de Litigación de la Procuraduría Especializada en Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA), Mirna Ortiz, afirmó que también fue pedido que el caso sea declarado complejo.

Reveló que el expediente depositado consta de más de 200 páginas.

“El investigado Adán Benori Cáceres Silvestre oculta bienes producto del enriquecimiento injustificado e ilícito, además de que falseó en las declaraciones juradas presentadas, configurándose varios de los tipos penales de la Ley 311-14 sobre Declaración Jurada de Bienes y el Decreto núm. 92-16 de aplicación de la misma ley”, según los datos del MP.

El informe detalló que la pastora Rossy Guzmán reflejó un "aumento injustificado en su patrimonio a través de la administración de muebles e inmuebles que realmente pertenecen a Adán Cáceres", escolta del expresidente Danilo Medina.

La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) comunicó que a estos se les imputan delitos de asociación de malhechores, estafa contra el estado dominicano, coalición de funcionarios, falsificación de documentos públicos, lavado de activos proveniente de corrupción y otros tipos penales.

La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) y la Dirección General de Persecución del Ministerio Público, que dirigen los procuradores adjuntos Wilson Camacho y Yeni Berenice Reynoso, llevan las investigaciones como parte de las acciones contra la corrupción de la gestión de la procuradora general, Miriam Germán Brito.

Sobre el caso

Neyvi Pérez, ex subdirector de la Policía, recibió RD$100 mil de red vinculada a la Operación Coral

La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción (PEPCA) afirmó en la acusación contra los implicados en la Operación Coral que el ex director de la Policía Nacional, Neyvi Pérez, habría recibido 100 mil pesos de parte del  mayor de la institución del orden, Raúl Alejando Girón Jiménez, preso desde el pasado sábado como parte de la Operación Coral.

En el documento de la acusación, la PEPCA indicó que un interrogatorio practicado a Raúl Alejandro Girón Jiménez demostraría que Pérez le habían entregado dinero como parte de los ilícitos cometidos por la red, que supuestamente lideraba el exjefe de la seguridad del expresidente Danilo Medina, Adán Cáceres Silvestre.

“Con el presente interrogatorio también probaremos la forma ilícita en que lograron obtener, en el mes de febrero del 2021, del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR), la cantidad de un millón doscientos setenta y uno y cien pesos dominicanos (DOP$1,217,000.00)  y que se lo distribuyeron de la siguiente manera, al mayor general Adán Benoni Cáceres Silvestre le entregaron doscientos treinta y cuatro mil pesos (DOP$234,000.00), al ex subjefe de la Policía Nacional, Pérez Feliz, le dieron cien mil pesos (DOP$100,000.00), a Rafael Núñez de Aza, en la siguientes partidas les entregaron en una trescientos ocho mil seiscientos pesos (DOP$308,600.00), en otra ciento unos mil pesos (DOP$101,000.00), una de cincuenta y ocho mil pesos (DOP$58,000.00), otra de setenta y nueve mil quinientos (DOP$79,000.00) otra de doscientos mil pesos (DOP$200,000.00) y una última de ciento noventa y nueve mil pesos (DOP$199,000.00)”, detalla la acusación.

Raúl Alejandro Girón Jiménez era programador de nóminas del Cuerpo de Seguridad Presidencial (CUSEP) y Encargado de tecnología del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR), funciones y conocimientos que eran utilizados para lograr trasferencias a cuentas bancarias que luego caerían en forma de depósitos a la estructura del general Adams Cáceres, de acuerpo al Ministerio Público.

“Asignaron a este último una partida adicional a la compensación que percibía en la nómina del CUSEP, de DOP$180,000.00 pesos mensuales, que eran depositados a una cuenta distinta de la de nómina, dinero que posteriormente retomaba en forma de depósitos tanto al imputado Rafael Núñez de Aza como a la empresa Único Real State e Inversiones S.R.L, y a través de supuestos préstamos mediante cheques de administración a la imputada Rossy Maybelline Guzmán Sánchez (a) La Pastora”, establece el documento que sustenta la solicitud de medidas de coerción contra los imputados en la Operación Coral.

Al oficial de la Policía también se le atribuye realizar compras de inmuebles a nombre propio y suscribir préstamos ficticios a miembros del entramado, como es el caso de la imputada la pastora Rossy Guzmán.

Te puede interesar: MP solicita un año de prisión preventiva contra implicados en Operación Coral