La exreclusa fue apresada en agosto del 2017

Santo Domingo. - La reclusa Marlin Martínez salió este jueves de la cárcel Rafey Mujeres, luego de cumplir condena de dos años de prisión por el caso de asesinato de la adolescente embarazada Emely Peguero.

Cuatro vehículos salieron a alta velocidad con agentes penitenciarios y Marlin Martínez a un lugar desconocido por razones de seguridad.

A través de un recurso de hábeas corpus, se ordenó el pasado miércoles su puesta en libertad por considerar irregular su estado de prisión.

La magistrada Carminia Caminero consideró irregular el estado de prisión de Martínez, debido a que se cumplió la condena de dos años. En sus motivaciones, la magistrada expresó que la decisión fue adoptada respetando al derecho de libertad consagrado en la Constitución, el Código Procesal Penal y los convenios internacionales.

La exreclusa fue apresada en agosto del 2017, luego de una intensa búsqueda de Emely.

Para agosto de 2018, Martínez, en uno de los pasillos del Palacio de Justicia de San Francisco de Macorís, había dicho ser inocente de los hechos que se le acusaban.

Pero en noviembre de 2018, la exsubdirectora de Pasaporte, fue sentenciada a cinco años de prisión, pero la Corte de Apelación le redujo la pena de cinco a dos años, por ocultar el cadáver de la adolescente.

La coartada para borrar su presunta participación en este crimen, quedó al descubierto, cuando admitió en una carta que fue cómplice del ocultamiento del cadáver.

El cuerpo de adolescente fue encontrado dentro de una maleta en el municipio de Cayetano Germosen, provincia Espaillat, el 31 de agosto de 2017, pero la desaparición de Emely se produjo ocho días antes.

Solo Marlon Martínez, está cumpliendo una condena de 30 años de prisión por este caso, quien era el novio y padre de la criatura que esperaba Emely.

Decenas de personas se dieron cita en los alrededores del centro penitenciario para vociferar insultos contra de la ex convicta.

En este caso la parte querellante y el Ministerio Público esperan el fallo de un recurso de casación incoado en la Suprema Corte de Justicia, en la que piden que la condena sea elevada a 20 años de cárcel por alegada complicidad.

Por: Jacmi Minaya