“Cuando lo volteamos, un policía le dijo al otro, ese es”, sostuvo Vázquez

Valverde, RD.-Familiares del ultimado teniente coronel de la Fuerza Aérea de la República Dominicana (FARD), Ramón Israel Rodríguez Cruz, denuncian fueron amenazados por los supuestos autores del crimen escenificado en la comunidad Boruco del municipio Mao en la provincia Valverde.

La señora Nidia Vázquez quien dice ser como una madre del  hoy occiso, expresó que al salir de la casa al momento del suceso, los agentes policiales le estaban apuntado con un arma de fuego.

“Y me decían que si me movía me mataban, yo no sé en ese momento que yo podía hacer”

Narró a CDN que los agentes no querían que nadie saliera de la casa y que tampoco permitieron que le dieran los primeros auxilios al coronel herido.

Dijo que uno de los policías se llevó el arma de reglamento del oficial abatido.

“Cuando lo volteamos, un policía le dijo al otro, ese es”, sostuvo Vázquez.

Reveló que los policías también se llevaron otros objetos del vehículo del oficial de la FARD.

Agregó que los integrantes de la patrulla conocían a Rodríguez Cruz.

“Aquí había una boda, cuando ellos se pararon ahí afuera él se paró hablar con ellos, los trajo, el mismo le saco cena y le dio a los dos”, expresó la señora mientras sostenía una foto del teniente coronel.

Otro de los puntos que resultan extraño para testigos y vecinos de la familia de Ramón Israel Rodríguez Cruz es que se escucharon cuatro disparos pero solo se recolectaron tres casquillos, por lo que no creen en este informe dado por las autoridades.

Y es que este hecho ha desatado la ira de los comunitarios quienes la noche del 25 de diciembre realizaron un encendido de velas, pero este sábado desde tempranas horas de la mañana  realizaron manifestaciones con la quema de neumáticos, troncos de árboles y lanzando escombros en la vía principal de Boruco, para exigir justicia y que sea esclarecida la muerte del alto oficial.

Los munícipes adelantaron que están organizando una marcha para el próximo martes en protesta por la muerte este alto oficial que era muy querido en la zona y quien no había tenido problemas con nadie.