San Pedro de Macorís, RD.- El nuevo senador de la provincia San Pedro de Macorís, Franklin Peña, es doctor en medicina familiar y geriátrico, tiene 64 años de edad.

Con las palabras “gran parte de mi vida”, Peña define la provincia que representa desde agosto pasado en el Senado de la República.

El senador, médico geriátrico de profesión, nació en Baní, provincia Peravia, en enero de 1956. Sin embargo, fue en San Pedro de Macorís, donde sentó bases como profesional, padre de familia y político.

Aquí contrajo matrimonio con la también doctora Julia Romero, relación que ha perdurado por 40 años. La pareja procreó varios hijos.

Haberse formado como médico le ha permitido al legislador garantizar servicio de salud a los petromacorisanos, a través de la clínica de medicina familiar que lleva su nombre.

El centro médico cuenta con unidad de diálisis y laboratorio clínico, además de especialidades en pediatría, geriatría, oftalmología y odontología.

 En el plano político, Franklin Peña se enroló desde muy temprana edad en el Partido de la Liberación Dominicana, donde además de escalar a lo interno de sus órganos de dirección, logró ser diputado por cuatro periodos consecutivos en representación de San Pedro de Macorís.

Sin embargo, luego de ser electo senador en la boleta del PLD, en los comicios del 5 de julio del 2020, pone fin a 44 años de militancia para irse a la Fuerza del Pueblo.

Como senador tiene bien en claro lo que persigue en beneficio de su provincia, la llamada Sultana del Este.

Entre los munícipes de la llamada Sultana del Este, se reconoce la labor social y política desempeñada por el legislador. Aunque otros mantienen cuestionamientos.

El senador Franklin Peña, es uno de los nueve senadores con los que cuenta la Fuerza del Pueblo que lidera el expresidente Leonel Fernández.

Por Rentería Montero