Luego de cuatro meses de confinamiento, los feligreses están de vuelta a la casa de Dios

Santo Domingo, RD.- Con la apertura de la fase dos del proceso de desescalada, que persigue retornar a la normalidad tras la pandemia de Covid-19, algunos templos católicos y evangélicos celebraron múltiples oficios religiosos, observando los protocolos para evitar contagios con la enfermedad.

Durante un recorrido por diversos templos se vio llegar a los creyentes haciendo uso de sus mascarillas, y es que luego de agotar los protocolos de distanciamiento social en la entrada,  se inclinaron de rodillas a alabar y dar gracias al Todopoderoso.

Las iglesias Nuestra Señora de La Altagracia, Las Mercedes, Monte de Dios, entre otras han adoptado al pie de la letra, las medidas de prevención.

Y es que debido al número reducido de personas que pueden visitar los templos, se realizarán varios cultos al día para poder brindar una mayor participación.

La pandemia ha obligado a los católicos a adaptarse a nuevas modalidades como no practicar el abrazo de la paz.

Cuando entre en vigencia la tercera fase de desescalada, el próximo 17 de junio, podrán realizarse servicios religiosos tres veces por semana.

Por: Jacmi Minaya