Por este caso fueron suspendidos jueces y fiscales de la provincia Duarte

Santo Domingo, RD.- Un cabo de la Policía Nacional declaró como muerto a un recluso para dejarlo escapar, reditando el caso en que el recluso Pedro Alejandro Castillo alias Quirinito, que logró escapar de una cárcel de San Francisco de Macorís declarándose muerto.

Se trata de Natanael Reyes Heredia quien servía de custodia al preso Carlos Alberto Rodríguez alias Cabeza en el Hospital Francisco Moscoso Puello, donde fue operado por problemas gástricos, autorizado por las autoridades de la cárcel y un cuerpo médico.

Según el reporte policial al que CDN tuvo acceso, Reyes Heredia comunicó que Cabeza había fallecido, enviando una imagen falsa del cadáver, que pudo comprobar un investigador de la Policía cuando se presentó al referido centro de salud comprobando que la información no era cierta, pero el recluso había logrado escapar porque el cabo le quito las esposas y lo dejó ir.

“Dicho alistado había comunicado  que el referido interno  había  fallecido  en el Hospital Moscoso Puello  momentos en que era intervenido  quirúrgicamente por problemas de gastritis, por lo que se le solicitó enviar  imágenes  del fallecido, enviando este una imagen falsa, por lo que  se envió  de inmediato al 1er.tte. Peña Reynoso, P.N. quien al presentarse al referido  hospital pudo comprobar de que esa información  era falsa” y que el cabo, P.N. había  permitido la fuga del interno”, detalla el informe policial.

Se informó que el cabo Reyes Heredia, al verse descubierto, alegó que le quitó las esposas a Cabeza para ir al baño y que este lo había encañonándolo dentro del hospital, montando en un carro llevándolo al sector de Capotillo, en el Distrito Nacional.

“Al ser cuestionado  el mismo en principio alegó que le habían quitado  la esposa para ir baño y que supuestamente  lo habían  encañonado dentro del hospital, montándolo en un carro y que lo habían conducido  al sector del capotillo”, relata el parte policial que firma el coronel Ronald P. Feliz Batista,  comandante del Departamento Policial de La Victoria.

Cabeza guardaba prisión en La  Victoria acusado de violación de varios artículos de la Ley 36, sobre porte y tenencia de armas de fuego.

Se recuerda que en octubre del año 2017 las autoridades anunciaron que el recluso, condenado a 20 años de prisión por el asesinato del español Gustavo Cervantes (Waikikí), Pedro Castillo, alias Quirinito, simuló su muerte para lograr escapar.

Al momento de la supuesta muerte “Quirinito” cumplía prisión domiciliaria en San Francisco de Macorís, provincia Duarte, luego de que un tribunal le varió la medida por un alegado cáncer que padecía. Más tarde un médico legista certificó que el deceso del recluso se produjo por un infarto agudo al miocardio, producto de un cáncer carcinoma epidermoide de base en la lengua, pero su cadáver nunca apareció.

Por el caso Quirinito fueron suspendidos jueces y fiscales de la provincia Duarte.