América Latina ha sido escenario de ataques contra importantes figuras

Varias hipótesis rodean asesinato presidente haitiano Jovenel Moise

Antes de Jovenel Moise, la región ya tenía una oscura lista de crímenes de importantes personalidades

El reciente homicidio contra una de las figura más importantes de Haití, su presidente, es el primero del siglo XXI y segundo en el país caribeño.

A lo largo de la historia, la región ha sido escenario de cantidades de ataques contra figuras, democráticas y dictatoriales de la política.

El reciente asesinato del presidente Jovenel Moise, se suma a una lista oscura de magnicidios contra importantes líderes en América Latina.

Mercenarios extranjeros asesinaron a Moise en su hogar e hirieron gravemente a su esposa Martine.

En Haití no es la primera vez que un presidente es víctima de homicidio.

El 27 de julio de 1915, el mandatario del país caribeño, Vilbrun Guillaume Sam, fue asesinado por una turba enfurecida después de esconderse en la embajada francesa.

Un año más tarde, el presidente de Bolivia, Gualberto Villarroel, murió apuñalado a manos de una turba, por la grave crisis social y económica que vivía el país.

El 13 noviembre de 1950, Carlos Delgado Chalbaud, presidente de la Junta Militar de Venezuela.

Fue secuestrado y  asesinado por disparos en el interior de una casa en  Caracas.

En Panamá el 2 de enero de 1955, José Antonio Remón murió por disparos.

Mientras presenciaba una carrera de caballos en el palco presidencial del hipódromo Juan Franco de Panamá.

Al año siguiente, murió asesinado en Nicaragua el dictador Anastasio Somoza García a manos de Rigoberto López Pérez.

El 17 septiembre 1980 murió su hijo Anastasio, quien fue tiroteado por un comando guerrillero argentino durante emboscada mientras viajaba en su vehículo.

Guatemala tuvo único magnicidio el 26 julio de 1957, cuando Carlos Castillo Armas, al igual que el presidente de Haití, fue asesinado en el interior de la casa presidencial.

El magnicidio fue ordenado por el dictador de la República Dominicana Rafael Leónidas Trujillo por motivos “emocionales” al negarle Castillo una condecoración.

También Trujillo, quien llegó al poder en 1930 y encabezó durante treinta años las más implacable tiranía de América Latina, ametrallado el 30 mayo de 1961 mientras viajaba en su vehículo en el tramo Santo Domingo a San Cristóbal.

El 11 de septiembre de 1973, el presidente de Chile, Salvador Allende, murió durante el golpe de Estado y bombardeo al Palacio de la Moneda en Santiago perpetrado por Augusto Pinochet.

El dictador cubano, Fidel Castro, logró sobrevivir a una gran cantidad de intentos de asesinato.

Al ex presidente quisieron asesinarlo en 638 operaciones con todo tipo de armas, pero ni espías, ni la mafia, ni los antirrevolucionarios, ni los suicidas consiguieron su objetivo.

El régimen convirtió en leyenda la “inmortalidad” de Fidel, lo que llevó al ex presidente Hugo Chávez y al dictador Nicolás Maduro intentar construir una propaganda bolivariana similar.

Otro dictador, el chileno Augusto Pinochet, también le escapó a la muerte cuando emboscada del Frente Patriótico Manuel Rodríguez buscó acabar con su vida.

Más cercano en el tiempo, el helicóptero del presidente colombiano, Iván Duque, recibió varios disparos.

Fuente: Infobae

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorWilson Camacho da positivo a la COVID-19
SiguienteOcupan ocho paquetes de presunta marihuana dentro de cajón de música en AILA