Ha sido pieza clave en la solución de crisis políticas que colocaron bajo amenaza la democracia dominicana

Santo Domingo, RD.- Monseñor Agripino Nuñez Collado, convocado a una nueva cita con la historia, ha servido de mediador en coyunturas y crisis político-electorales que ha vivido la República Dominicana en los últimos 40 años.

El rol de conciliador del religioso católico de 88 años de edad, con la participación de las partes, ha evitado que el país caiga en graves situaciones de inestabilidad social e institucional.

Agripino Núñez Collado ha sido pieza clave en la solución de crisis políticas que colocaron bajo amenaza la democracia dominicana.

El religioso impulsó y dirigió desde 1985, el diálogo tripartito.

En ese espacio de concertación, logró el pacto de Solidaridad Económica que habilitó canales para la solución de la crisis económica y social que vivía el país a finales de la década de los 80.

Monseñor Núñez Collado también jugó su rol conciliador en la crisis política que generó las denunciadas irregularidades en los comicios presidenciales de 1990.

En su libro, Ahora que puedo contarlo: Memorias I, el prelado católico relata de las jornadas de diálogos entre el Gobierno, empresarios y sindicalistas, que tuvo como resultado la reforma al Código de Trabajo.

Previo las elecciones presidenciales de mayo de 1994, se firmó el Pacto de Civilidad. Sin embargo, días después Núñez Collado tendría que volver a sentar en la mesa a José Francisco Peña Gómez y Joaquín Balaguer enfrentados por los resultados de esos comicios. El resultado de ese proceso fue el Pacto por la Democracia.

En la actual coyuntura monseñor Núñez Collado, sirve de mediador en el Consejo Económico y Social (CES), ante la crisis generada por la suspensión de las elecciones municipales.

A lo largo de sus 88 años, Núñez Collado continúa sus aportes para el sostenimiento de la democracia dominicana.

Por: Rentería Montero