Apple Watch me llevó al futuro y quise regresar

apple-watch_cdn-37

Poniéndole un STOP al Apple Watch

Si consideramos que siempre he sido un fanático de la tecnología, además de tener un gusto especial por los relojes, podríamos asegurar que el Apple Watch sería el objeto perfecto para mí…. ¡Pues NO!

Como bien digo en el título del presente, el Apple Watch me llevó al futuro y NO me gustó lo que vi, viéndome obligado a regresar “al pasado”.

Desde hace 2 años soy dueño de un Apple Watch, mismo que use durante mucho tiempo, hasta que un día -por nostalgia- decidí volver a utilizar un reloj “tradicional” (por no decir “antiguo”) que -simplemente- cumplía la función de darme la hora.

Efectivamente, después de haber estado utilizando un “dispositivo” que, además de darme la hora, me avisaba sobre mi agenda, llamadas telefónicas, mensajes, ritmo cardíaco, la llegada del Uber, entre muchas otras cosas, regresé a un reloj que -solamente- me daba la hora y el día del mes.

Cualquiera diría que después de tener todo en la muñeca de mi mano, literalmente, sería imposible adaptarme de nuevo a un “reloj tradicional”….¡Pues no!

De hecho, puedo decir que habían pasado muchos meses sin haber sido tan feliz, como resultado de la falta de notificaciones que me mantenían distraído y con mi atención dispersa entre lo que estaba haciendo y las múltiples veces que el reloj me avisaba algo.

Nota: Ya sé que uno puede “apagar” las notificaciones en el Apple Watch, pero entonces perdería su “encanto” volviéndose un “reloj tradicional”.

Si bien las notificaciones de un teléfono inteligente también pueden ser un dolor de muela, es relativamente fácil ignorarlo al dejarlo en el escritorio y/o en cualquier otro lugar en el que NO lo veamos, pero con el Apple Watch eso es imposible debido a que lo tenemos pegado al cuerpo, volviéndose sumamente invasivo.

Muchas personas me podrán argumentar que los relojes tradicionales hoy son -más que nada- joyería y utilizados por costumbre, algo que me niego a aceptar.

Soy un convencido que la modernidad y la innovación deben mejorar la vida de los seres humanos y, hasta hace un tiempo, estaba convencido que eso hacía -justamente- el Apple Watch, pero, al regresar a usar un reloj tradicional, comprobé que soy más feliz con algo más sencillo.

Sé que con este artículo estoy navegando en contra de la modernidad, pero mientras NO sea obligatorio usar tecnología pegada al cuerpo, prefiero seguir apegado a la “vieja escuela” y usar un reloj que me ofrezca la hora y -quizás- la fecha… Después de todo, lo demás ya lo tengo en el celular.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorPutin y Maduro conversarán sobre reestructuración de la deuda venezolana
SiguienteMuere piloto de avioneta accidentada en aeropuerto de Puerto Rico