Protestan contra deportación de madre de nueve hijos en EEUU

MEXICO-US-MIGRATION-PROTEST

Charlotte - Activistas de Carolina del Norte presionan hoy a las autoridades de inmigración para que no deporten a una madre indocumentada de nueve hijos tras su arresto el año pasado por no tener licencia de conducir.

Familiares y amigos de la mexicana Patricia Peña Martínez, de 43 años, la acompañaron hoy a una vigilia de apoyo en una iglesia en la ciudad de Dobson, al oeste del estado, organizada por el grupo NC Dream Team.

Peña Martínez debe abandonar el país antes del próximo 30 de noviembre, y por ello, el grupo de soñadores urgió a la comunidad que firme una petición que circula por internet, la cual solicita al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) detener su deportación.

"Esta mujer es el único sustento de sus hijos, quienes dependen emocional y económicamente de su madre. Buscamos un perdón humanitario en base a la condición médica de su hija más pequeña", afirmó hoy a Efe Viridiana Martínez, fundadora del NC Dream Team.

Peña Martínez regresaba de su trabajo el pasado 13 de enero de 2012 cuando se detuvo en una gasolinera en la ciudad de Charlotte para llenar el tanque de su vehículo, y un oficial que se encontraba en el lugar solicitó su licencia de conducir.

Como no pudo mostrar el documento por su situación de indocumentada, fue trasladada a la cárcel del condado Mecklenburg, donde se sitúa Charlotte, y tras ser procesada por el programa 287g, la dejaron detenida por un cargo criminal de reingreso ilegal a Estados Unidos.

Pasó seis meses en custodia, y aunque salió bajo fianza con una orden de supervisión mensual, el proceso de deportación no se detuvo.

Según el NC Dream Team, durante el tiempo de la detención de la mexicana, sus hijos más pequeños, Daniel y Allison, que necesita cuidados especiales por su condición de epiléptica, mostraron síntomas de depresión y suicidio.

La hispana emigró a Estados Unidos en 1987 y se instaló en Carolina del Norte en la década de los años noventa, donde ha trabajado en restaurantes y en los campos de tabaco.

En una declaración a Efe, Vincent Picard, portavoz de ICE, afirmó hoy que "aunque la inmigrante no ha cumplido con los términos de su orden de supervisión, ICE decidió que no es una prioridad para la agencia, y por lo tanto no la estamos buscando".

"ICE ejercita la discreción procesal caso por caso y considera todos los aspectos como historial criminal, migratorio, lazos comunitarios, y familiares para determinar si concede un perdón humanitario, beneficio migratorio, o deportación a un inmigrante", resaltó Picard.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorDejan en libertad bajo fianza al 'Gringo de la Bachata'
SiguienteAltice por la puerta grande