Siguen las audiencias del caso A-Rod... sin A-Rod

Audiencia_480_ygtd2zg0_81q0x8gd

NUEVA YORK -- Los abogados de Alex Rodríguez volvieron el jueves a las audiencias sobre su suspensión, un día después que el toletero de los Yanquis de Nueva York abandonó las sesiones furioso por una decisión del juez.

Mientras los abogados estaban en las oficinas de Grandes Ligas, no se sabía con certeza si era para cerrar los procedimientos o continuar con los testimonios.

El astro de los Yanquis se fue en medio de la sesión del miércoles, molesto porque el juez Fredric Horowitz rehusó ordenar testificar al comisionado Bud Selig. A-Rod después acusó a Selig de parcialismo y dijo que todo el proceso está podrido, en lo que parece ser un preludio a una posible demanda para apelar el eventual fallo de Horowitz sobre la suspensión de 211 partidos.

Horowitz preside el 11er día de audiencias sobre la apelación radicada por el sindicato de peloteros para revocar la sanción, impuesta al antesalista en agosto por supuestas violaciones del reglamento antidopaje y el convenio laboral.

"Perdí la cabeza. Azoté una mesa y pateé un maletín, y di un portazo al salir de la sala", dijo Rodríguez en una entrevista de 40 minutos en la emisora WFAN. "Probablemente se me pasó la mano, pero me salió del corazón".

Rodríguez no ha testificado en el proceso, y dijo que si volvía a negar haber cometido algún delito, podría encarar más sanciones de Grandes Ligas.

Grandes Ligas señaló que puede decidir qué testigos quiere que hablen para justificar la sanción, ya que el castigo tiene que cumplir con un principo de "causa justa". La liga indicó que el jefe de operaciones, Rob Manfred, explicó las razones para la suspensión en un testimonio de seis horas.

Rodríguez y el sindicato pidieron a Horowitz que obligara a Selig a testificar. Cuando el juez se negó, A-Rod dirigió un insulto a Manfred antes de salir de las oficinas de Grandes Ligas, dijeron a la AP dos personas con conocimiento de la reunión que pidieron mantener el anonimato, porque no estaban autorizadas a hablar al respecto.

"En toda la historia del acuerdo antidopaje, el comisionado no ha testificado en un solo caso", señaló la oficina del Comisionado en un comunicado. "Grandes Ligas tiene el peso de la prueba en este caso. Grandes Ligas eligió a Rob Manfred como su testigo para explicar el castigo impuesto en este caso. El señor Rodríguez y el sindicato de jugadores no tienen derecho a dictar cómo procede el caso de las mayores, al igual que Grandes Ligas no tiene derecho a dictar cómo presentan su caso. Las payasadas de hoy son otros intento obvio para justificar la negativa del señor Rodríguez a testificar bajo juramento".

La audiencia continuó durante unas dos horas después que Rodríguez se fue de la sala, dijo una de las personas.

El abogado de Rodríguez, James McCarroll, emitió un comunicado el jueves en el que destaca que este es el primer caso que se juzga bajo el reglamento antidopaje que no surgió de un resultado positivo, sino de "la discreción y la decisión del comisionado".

Horowitz, elegido por Grandes Ligas y el sindicato como juez en el caso, tiene el poder para eliminar la suspensión o enmendarla. Las palabras de Rodríguez y McCarroll dan a entender que el descendiente de dominicanos podría demandar a Grandes Ligas y al sindicato si el castigo no es eliminado.

Rodríguez ya demandó a Grandes Ligas y a Selig, acusándolos de una "cacería de brujas". También demandó al médico de los Yanquis y a su hospital, acusándolos de impericia médica en el diagnóstico y tratamiento de una lesión de cadera.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorOrlando Jorge Mera rechaza que Vargas Maldonado pueda mover fecha convención PRD
SiguienteLetonia: Al menos cuatro muertos por el derrumbe del techo de un supermercado en la capital