Noticias

Educadora que creció en campo de refugiados gana premio a mejor maestra del mundo

El premio al mejor maestro del mundo tiene un nombre y es el de una mujer: Hanan Al Hroub. De origen palestino, crecida en un campo de refugiados, Hannan ha conseguido el premio por valor de un millón de dólares tras ser considerada, la ‘mejor maestra del mundo’.

El anuncio se hizo en el marco del Foro Global de Educación y Competencias 2016 en Dubai. Los 10 finalistas, elegidos entre 8.000 postulantes de 148 países, se sorprendieron al ver aparecer en la pantalla gigante al Papa Francisco, quien anunció el nombre de la ganadora.

Profesora por vocación, refugiada por obligación. Así es Hanna Hroub, la profesora palestina que decidió dedicar su vida a la enseñanza de niños refugiados.

Entró en la docencia por un tiroteo

Hanna tuvo que enfrentarse al trauma de sus hijos. Los pequeños fueron testigos de un tiroteo cuando volvían a casa desde la escuela. Ella, como madre, tuvo que acudir a varias reuniones, consultas, especialistas… para conseguir analizar el comportamiento de sus hijos y que esto no afectara en su rendimiento académico. Ahora, esta es su especialización.

Hanna Hroub imparte clases a niños procedentes de campos de refugiados. Su lema es el que da título a su libro, “ Jugamos y aprendemos”, inspira a los jóvenes a conseguir superar la violencia a la que se han visto expuestos. De hecho, su enfoque ha conseguido disminuir los comportamientos violentos en las escuelas.

«Estoy orgullosa de ser una maestra palestina en pie en esta etapa», dijo tras recibir el premio, y agregó que «l os maestros podrían cambiar el mundo«.

Parte del premio será destinado a sus alumnos

Ser la ‘ mejor maestra del mundo’ tiene un premio, un millón de dólares. Hanna ha asegurado que parte de su premio irá dedicado a mejorar la situación y la educación de sus alumnos. Así mismo, Hroub quiere concienciar a sus compañeros de que la figura del maestro es muy importante en cuanto a la superación a la que niños, como un día fue ella misma, se enfrentan.

El premio busca revalorizar la función del docente para que sea reconocida su importancia social, y tuvo su primera edición en 2015. En su cuarta edición, el Foro Global de Educación y Competencias, también impulsado por la Fundación Varkey, reunió a1.600 participantes, entre ellos 22 ministros de Educación.

Fuente: lainformacion.com