Noticias

Uso indebido de los espacios públicos pone en estado de riego e inseguridad a peatones

Santo Domingo.- El uso indebido de los espacios públicos sigue siendo un dolor de cabeza no solo para los ciudadanos del Distrito Nacional, en su mayoría, sino también para los del Gran Santo Domingo, que atribuyen la situación a la falta de ejecución de las autoridades de los cabildos.

Las aceras, como en la calle Nicolás de Ovando, son utilizadas para la compra y venta de artículos. Se instalan comedores ambulantes, paleteras, vendedores de frutas, tiendas de ropas, entre otros negocios informales.

En las mismas condiciones están los espacios destinados para los peatones en otros sectores, como Villa Juana y Villa Consuelo. En ellas, incluso, se han instalado vendedores de carnes.

Esta situación, además de violentar las ordenanzas de los gobiernos municipales, afecta la seguridad y el libre tránsito de los transeúntes.

Es usual que las aceras, e incluso, parques de diferentes sectores del Distrito Nacional sean utilizados, además, para parquear vehículos, en los peores casos, hay empresas que no dejan siquiera espacio para que los peatones puedan circular.

Muchos han sido los esfuerzos de la Alcaldía del Distrito para recuperar los espacios públicos, pero hay nuevas necesidades sin una respuesta inmediata, esto ha provocado que las personas prefieran cada día más las grandes plazas comerciales en lugar de los parques, debido a la seguridad, comodidad y cercanía.