SCJ actualiza Código de Comportamiento Ético del Poder Judicial

El Pleno de la Suprema Corte de Justicia aprobó la actualización del Código de Comportamiento Ético del Poder Judicial, para utilizarlo como instrumento de naturaleza recomendatoria.

También, preventiva y no sancionatoria para orientar conductas de personas al perfil modelado en el Código. Sobre todo, coherente con la misión y visión institucional del Poder Judicial.

Armando Andruet destaca el valor del Código de Comportamiento Ético aprobado por la Suprema Corte de Justicia.

Andruet, es expresidente del Tribunal Supremo de Córdoba, en Argentina, y profesor titular de la cátedra de filosofía del Derecho y filosofía jurídica.

Mientras, el presidente de la SCJ afirmó que con esa actualización, el Poder Judicial tiene un compromiso en la construcción de la democracia.

Además,  en la consolidación social del Estado de Derecho, enfatizó Luis Henry Molina Peña.

Además, acompañar a los servidores públicos en sus compromisos particulares con la profesión, con el Poder Judicial y la sociedad dominicana.

El Código contempla cinco valores pilares del sistema ético judicial: “Buen-mejor juez/jueza”, “Excelencia Judicial”, “Confianza Pública”, “Ejemplaridad” y “Transparencia Judicial”.

Estos se encuentran estructurados de manera amigable al lector con los referidos principios, complementados cada uno de ellos con “Conceptualizaciones”.

Y un conjunto de criterios operativos que se han nombrado como “Orientaciones”.

Además, esta normativa fortalece la labor realizada por los servidores judiciales ya que incidirá como eje de fortaleza en el contexto ético en atención del sistema de integridad institucional como valor inmaculado.

Detalles sobre la actualización al Código

El relanzamiento de esta nueva versión del Código de Comportamiento Ético, representa un llamado para asumir la concepción del cambio.

Así como, la transformación institucional como un emblema patrio, avalado en la visión de tolerancia y de respeto mutuo”, sostuvo el juez de la Suprema.

En ese sentido, la actualización significa un nuevo norte para evitar una “enfermedad incurable con efectos letales para nuestra salud institucional”.

Para el Pleno, la conducta ética en todos los servidores del Poder Judicial es imprescindible para lograr una gestión judicial conforme a valores y principios del Código.

En la actividad estuvieron presentes jueces de la SCJ, integrantes del Consejo del Poder Judicial, servidores judiciales, así como representantes de los distintos poderes del Estado.