Salud

Claves para identificar un psicópata con el psiquiatra José Miguel Gómez

Claves para identificar un psicópata con el psiquiatra José Miguel Gómez
Claves para identificar un psicópata con el psiquiatra José Miguel Gómez

Santo Domingo, RD.- Una persona con trastorno antisocial de la personalidad o psicópata, es un individuo inteligente, frío, calculador, histriónico y manipulador, dijo el psiquiatra José Miguel Gómez en una entrevista en el programa matutino Despierta con CDN.

Gómez resaltó que en el desarrollo de la personalidad, el psicópata crea una estructura muy dañada, pero que suele confundir a los demás porque están comprometidos con la moral y la ética de la personalidad.

“Suelen ser personas que no tienen vergüenza ni culpa, tampoco se arrepiente ni aprenden de las experiencias; y constante buscan las gratificaciones inmediatas”, resaltó Gómez.

Asimismo señaló que este tipo de personas pueden airarse con facilidad o caer en rabia, impulsividad y descontrol cuando se frustran o no lograr sus propósitos.  

Crianza y desarrollo estructural

El especialista en psiquiatría afirmó que el trastorno inicia en la niñez, junto con el apego, y se detecta a través del relato sobre su infancia.

“Cuando uno de los padres narra que castigaba a su hijo y éste aguantaba el dolor y sufrimiento; no se quejaba, pero mantenía la mirada fría y daba miedo, es señal de psicopatía.

Otra señal, es el típico niño que rompía las normas en la escuela porque desde pequeño robaba sin planificación, pero las ocultaba y hablaba mentiras.

En tercer lugar, el menor busca ser jefe de grupos y manipular a sus compañeros, en especial a los más pequeños.

Asimismo, tiene la capacidad de hacerse la víctima y culpar a otros, al punto de orquestar una mentira o plan para hacer quedar mal a los demás.

Y por último, no aceptan la autoridad y corrección de los padres, maestros o cualquier adulto; más bien, les gusta desafiarlas.

Entonces, “cuando ese niño llega a la adolescencia empieza a delinquir en otras agresiones de tipo sexual y robos menores a compañeros y familiares; y continúa en esas prácticas dañando a la familia y así mismo», enfatizó Gómez.

Te puede interesar: Sigue estas ocho recomendaciones para manejar el estrés

Nace o se hace

En la actualidad, algunos estudios demuestran que un componente genético podría estar asociado al trastorno de psicopatía. No obstante, a la hora del diagnosticó, los especialistas toman más en cuenta el ambiente durante la crianza.

Es decir, un niño con apego ambivalente, desapego prolongado, abandono e inseguridad, que vivió pornografía infantil, abuso de drogas y carencia afectiva a edad temprana, tiene mayor posibilidad de desarrollar el trastorno.

Esta situación provoca que se convierta en un adulto lleno de odio, resentimiento, sed de venganza, queja, culpa, enojo crónico, celos, envidias, el cual es consciente de sus actos.

En segundo lugar, el 85 % del diagnóstico se fundamenta en la historia clínica, familiar, con la pareja, historia consigo mismo y levantamiento psicosocial, debido a que no presenta resultados negativos en estudios de electroencefalograma y hormonal.

Cabe destacar que la detención de la psicopatía se dificulta cuando el individuo logra algún nivel académico o ascenso social, ya que va detrás del poder. Por lo regular, le gusta tener un alto estado económico, dirigir y tiene habilidades y destrezas para hacer el “trabajo sucio”.

El psicópata y su relación con los demás

Los psicópatas tratan a los demás como objetos, “cosifican” a las personas. Es un experto eligiendo a su víctima (persona vulnerable en su vínculo familiar) y actúan siempre en su propio beneficio.

En las relaciones de pareja, el psicópata manipula al cónyuge a tal grado que le hace creer culpable de que todo lo negativo que sucede en la convivencia es su culpa.

“Le va asesinando el autoestima y le hace depender emocional a través del control”.

Mientras en con las amistades, tienden a vincularse con personas a las que les puedan influir, dirigir, dominar y manipular.

Más contenido por Kederlin Yasmin Nivar Andujar