Río Masacre a punto de desaparecer por fuerte contaminación y depredación en alrededores

Masacre

En un recorrido realizado por este medio se pudo contactar el poco esfuerzo que realizan las autoridades de Medio Ambiente

Santo Domingo, RD.- El Rio Masare ubicado en la zona fronteriza entre República Dominicana y  Haití se encuentra punto de desaparecer por la fuerte contaminación y la depredación que existe en sus alrededores.

La situación del Medio Ambiente en la provincia fronteriza de Dajabón es cada vez más preocupante y así lo expresa el senador de la República por esta provincia David Sosa, quien ha manifestado que esa institución es prácticamente nula en esta parte de la frontera.

La fuerte contaminación, la extracción masiva de arena y la tala indiscriminada de árboles se han convertido en la preocupación principal de la situación Medio Ambiental que atraviesa el Rio Masacre en todo lo largo y ancho de la frontera.

En un recorrido realizado por este medio se pudo contactar el poco esfuerzo que realizan las autoridades de Medio Ambiente de la República Dominicana y el vecino país de Haití para preservar este importante afluente, que suple de agua a ambos países.

En una visita realizada a esta zona fronteriza por el ministro Orlando Jorge Mera a la frontera, este manifestó que es su deber trabajar por la descontaminación de este rio, pero hasta el momento no observa ninguna acción por parte de esa institución.

El daño medioambiental que atraviesa el histórico rio masacre, se puede contactar en imágenes de cómo a diario son sacados sin ningún control cientos de camiones de arena por parte de haitianos y dominicanos.

Otros de los problemas que se observa es la gran cantidad de desechos sólidos, plásticos otros contaminantes que son lanzados al Río Masacre y sin que las autoridades presten ninguna atención a esa situación.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorArgentina supera las 15 millones de vacunas recibidas contra la COVID-19
SiguienteAna Belén, musa de diseñadores y maestra de estilo