Reportan sistema 911 no “escucha” las llamadas para denunciar ruidos

COMPARTIR

Santo Domingo, RD.- Desde hace unos años, en el Sistema Nacional de Atención a Emergencia y Seguridad 911 es donde se reciben las llamadas para denunciar acciones de contaminación sonora.

Ahí se inicia el proceso que no siempre se cumple. ¿La razón? Sabrá Dios. No se sabe si es que el Departamento Antirruidos de la Policía Nacional no recibe el reporte o si es que al recibirlo hace caso omiso a la denuncia.

Hasta hace unas semanas, usted llamaba al 911 y conversaba con un operador, quien le aseguraba que irían a controlar los ruidos en su sector o residencial. Ahora, cuando usted marca, la contestadora automática le dice que para denunciar ruidos debe darle a la opción dos, la cual según Máximo Cabrera, nunca atienden. Él ha vivido esta experiencia en más de una ocasión y nunca le han dado solución al problema. Vive cerca de El Bolsillo, un barrio pequeño del Ensanche Quisqueya.

Ante la alta incidencia de ruidos en el país, indagamos para conocer cuáles medidas adoptarán las autoridades para combatir el problema que cada vez se torna más inquietante.

La respuesta la tiene el magistrado Francisco Contreras, procurador general de Cortes, y titular de la Procuraduría Especializada para la Defensa y Protección de Medio Ambiente y Recursos Naturales, quien anunció que, a partir de mañana, iniciarán un plan de trabajo en coordinación con el Departamento de Antirruidos de la Policía Nacional para dar una solución.

“Realmente, nos hemos mantenido trabajando en esto, pero ha sido bien difícil porque con el confinamiento, la contaminación sonora ha aumentado, y el Sistema Nacional 911 no ha podido dar respuesta como se quisiera porque tienen que atender muchos casos de salud”, explica Contreras.

Sostiene que para controlar los ruidos realizan operativos, charlas, clausuras y allanamientos de establecimientos, y visitan viviendas donde se esté perturbando la paz social. “De nuevo solicitaremos a los jueces las órdenes para volver a arreciar este tipo de trabajo y lograr controlar la situación. El ciudadano tiene derecho a vivir en paz y vamos a trabajar en eso con nuevos mecanismos, porque a veces reciben a nuestros agentes con botellazos y mucha violencia. Pero vamos a ser más drásticos con esto”.

El magistrado dice que reciben denuncias de esta índole en todas las Procuradurías del país y que siempre tratan de dar respuesta. Facilitó estos números para quienes deseen hacer sus denuncias por ruidos, vía WhatsApp 809-480-9525 y llamando a la oficina al 809-533-3522, opción 3.

EL 911 ANTE LOS RUIDOS.-

Según la Ley 184-17, que modifica el Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 911, su función en lo que tiene que ver con la contaminación sonora, consiste en que, tras recibir los llamados de los ciudadanos por in fraganti a las leyes 64-00, sobre Medio Ambiente; la 42-01, de Salud y la 287-04, sobre Prevención y Limitación de Ruidos Nocivos y Molestos, los agentes del Departamento de Antirruidos de la Policía Nacional se presentan a los lugares donde proceden legalmente ante los infractores, quienes son sometidos a la justicia.
Pero, a pesar de todo esto, que a simple lectura, se escucha muy bien, usuarios del servicio se quejan de la poca atención que se les presta a la hora de llamar para denunciar los ruidos en su sector. “Ahora mismo, con la situación que estamos viviendo de tensión por el coronavirus, uno quiere estar tranquilo, pero hay gente que no lo entiende, y las autoridades se han descuidado con esto. Si la cosa sigue como va, quedaremos todos sordos o locos”.

Ese es el pensar de un maestro de escuela que asegura que ya no aguanta más la bulla a todas las horas del día que hacen por su sector de Las Caobas. Comenta que, ante la “inoperancia”, como le llama a la actitud de los operadores del 911 o de Antirruidos, él llamó a la línea 311 que según tiene entendido es para denunciar la ineficiencia de los servidores públicos. “Y adivine qué... Tampoco me hicieron caso, me tomaron unos datitos y ahí quedó todo. Los que tienen que velar porque no se haga ruido siguen sin hacer caso, y por supuesto, por mi casa siguen haciendo más bulla que nunca, con todo y toque de queda”, comenta Roberto García.

SEPA MÁS.-

Otra línea que no “dice nada”

Pero esta no es la única línea que parece no estar dando respuesta a las necesidades del ciudadano.

La *462 (GOB), creada en el mes de marzo del pasado 2020 para asistir a la población sobre todo lo relacionado al COVID-19, tampoco está surtiendo el efecto. Múltiples quejas de los usuarios dejan saber que no han obtenido la atención buscada.

“Yo hace mucho que llamé para hacer una cita en el Laboratorio Nacional para hacerme la prueba de la COVID-19. Te digo que fue como en noviembre y todavía estoy esperando que me llamen para decirme qué día es. Si me hubiese estado muriendo, ya estuviera enterrado”. El testimonio de Antonio Lara, quien no pierde la oportunidad de recomendarle al presidente Luis Abinader que le pida a las autoridades de Salud Pública que presten más atención a esta desastrosa situación.

Fuente: LD

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorLos Lakers, un año después de la muerte de Bryant, prefieren el recogimiento
SiguienteAntiviral español reduce casi al 100 por cien la carga viral del COVID-19