Regionales

Inundaciones causaron fuertes daños en pueblos de la región Norte

Inundaciones causaron fuertes daños en pueblos de la región Norte
Inundaciones causaron fuertes daños en pueblos de la región Norte

Las lluvias causaron estragos en la Región Norte inundados poblados completos, daños a la agricultura, obras públicas y viviendas privadas.

Las devastaciones materiales en la zona norte del país aún no pueden cuantificarse, mientras el pronóstico de continuidad en las precipitaciones mantiene latente el temor en miles de personas que temen continuar perdiendo lo poco que han preservado.

Las zonas que presentan inundación y deslizamientos de tierra son muchas, sin embargo entre las zonas más afectadas destaca la provincia de Puerto Plata en donde las inundaciones mantienen desplazadas miles de familias y otras tantas que ya perdieron su hogar.

La autoridades de Puerto Plata manifestaron preocupación por  el desastre y la vulnerabilidad de esa parte del país y es que los torrenciales aguaceros han dejado fuertes inundaciones y decenas de sectores como aguas negras, los rieles de san marcos, playa oeste, nuevo renacer, así como el hospital de montellano  y el aeropuerto internacional Gregorio Luperón han sido de los más golpeados incomunicados.

En el caso de Montecristi el panorama se presenta muy similar con la agravante de que en estos predios las plantaciones agrícolas han sufrido pérdidas millonarias.

 

Equipos de varias instituciones estatales y privadas, durante la semana retiraban escombros de los principales puentes sobre los ríos de la provincia de Montecristi afectada desde hace un mes por las lluvias torrenciales que se registran en todo el país.

 

Mientras en Santiago un segundo desague preventivo de la presa que alcanzó los 414 metros cúbicos por segundo, obligó a que todos los comunitarios de la parte baja del río Yaque del Norte fueran desalojados.

 

Asimismo autoridades de la provincia Valverde toman las previsiones de lugar ante la llegada de las aguas del río y como esto empeora los daños en las plantaciones agrícolas ya afectadas por el último desfogue.

El gobierno dominicano ha decretado una alerta permanente y los organismos de socorro se mantienen dado asistencia a las zonas afectadas, sin embargo los damnificados mantienen la esperanza del cese de las lluvias que les permita retomar sus vidas sin el temor de ser sorprendidos por las aguas en sus hogares.

 

 

Más contenido por Laura Valdez