Santiago, RD.- La vicemandataria de la República, Raquel Peña, señaló que los funcionarios del Gobierno que se equivoquen, deben salir del servicio público y asumir las consecuencias.

Estas declaraciones las ofreció a la salida del Tedeum por el 177 aniversario de la batalla del 30 de marzo o batalla de Santiago realizado en la Catedral Santiago Apóstol.

Al ponderar las críticas que durante la homilía hacía el obispo auxiliar, Tomás Morel Diplán, indicó que los funcionarios no pueden desaprovechar la oportunidad de oro que ofrece el pueblo para que dirijan sus destinos.

Sobre las declaraciones de la gobernadora provincial de Montecristi, donde hace un llamado a sus compañeros de partido de que pronto comenzarán a disfrutar del manjar del poder, Raquel Peña pidió tener un corazón noble cuando una persona se equivoca y sobre todo lo admite.

Fuente: elCaribe