Piden mantener políticas públicas de fomento al turismo inmobiliario

Santo Domingo, RD.- La Asociación Dominicana de Empresas Turísticas Inmobiliarias (ADETI) pidió mantener el conjunto de políticas públicas de fomento al desarrollo turístico del país.

El organismo se sumó al llamado realizado recientemente por la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (ASONAHORES).

Al amparo de la Ley 158-01 y sus sucesivas modificaciones, que han dotado a la industria turística de su principal herramienta.

Con el objetivo de lograr una mayor competitividad como destino turístico líder de la región del Caribe.

En ese sentido, el gremio indicó que esto ha tenido como resultado, entre otras cosas, el desarrollo del sector turístico inmobiliario.

Lo cual explicó que en las últimas décadas ha generado inversiones por más de nueve mil millones de dólares.

Además de la creación de miles de empleos directos y un alto incremento de la oferta de alojamiento para los viajeros que visitan el país, logrando posicionarse en medio de la pandemia como el complemento esencial para el tradicional turismo hotelero.

Destacó que no se debe desacelerar el incremento del nivel de inversión frente a los principales competidores de la región.

Puso como ejemplo de ello, que desde el año 2013 cinco países de la región adaptaron su legislación en materia turística para incorporar a su ordenamiento jurídico políticas de Estado en materia tributaria.

Que han contribuido a que sean destinos más competitivos, sin obviar otros países con legislaciones anteriores como Costa Rica, El Salvador, Jamaica y Colombia.

En ese tenor, ADETI expresó su preocupación por el posible desvío del flujo de inversión para nuevos proyectos turísticos inmobiliarios.

Y por vía de consecuencia la pérdida de miles de empleos directos e indirectos para el sector.

Políticas públicas y alternativas

Razón por la cual invitaron a los poderes públicos a analizar diferentes alternativas para lograr mejorar los ingresos del Estado a través del consenso y sin poner en riesgo su liderazgo regional.