Abusos sexuales contra menores de edad a mano de sacerdotes

Santo Domingo RD.- Valoraciones opuestas es la que expresan representantes de la sociedad civil en torno a la carta pastoral de la Iglesia Católica, en la que pide perdón por el antitestimonio o los casos de abusos sexuales contra menores de edad a mano de sacerdotes.

A medias es como han quedado los obispos católicos con su carta pastoral en la que piden perdón a la sociedad por los denunciados abusos sexuales contra adolescentes y menores de edad.

Cuestionó que los purpurados redujeran a un simple anti-testimonios de miembros los aborrecibles casos de pederastia en los que se involucran curas.

Además, del sonado caso del Nuncio Apostólico, Jozef Wesolowski, se suman otros por violaciones sexuales y homicidios que involucran a curas.

Uno de ellos ocurrió con el padre Alberto Gil que fue denunciado como violador de decenas de niños que tenía a su cuidado en la comunidad Juncalito.

El sacerdote Juan Mota de Jesús, mejor conocido como el 'padre Johnny' había violados a varias niñas adolescentes.

La violación y posterior asesinato del joven Fernely Carrión, de 16 años, a mano del cura, Elvin Taveras Durán, fue otro caso que estremeció la sociedad.

El también evangelista consideró que igual ejemplo debe seguir la iglesia evangélica, donde dijo se han denunciado casos bochornosos.

Lo que queda claro es que los casos de abusos sexuales cometidos por obispos, sacerdotes, diáconos y monjas contra menores de edad han erosionado la imagen y credibilidad de la Iglesia Católica

Por: Rentería Montero