Santo Domingo, RD.- Las denuncias de actos dudosos y decisiones poco esclarecidas por los antiguos funcionarios de la administración pública del país, se han hecho sentir tras la toma de posesión del pasado 16 de agosto del nuevo Gobierno, donde se ventiló que hasta instituciones fueron entregadas en precarias condiciones, como fue el caso del Ministerio de Cultura.

El Ministerio de Cultura que actualmente tiene asignado un presupuesto de 2,845, 294,104 pesos, inició una serie de licitaciones públicas y compras por comparaciones de precios y por debajo de los umbrales para la remodelación de la sede de la entidad, que se realizó de forma paulatina a partir de junio 2018. Este fue parte de un proyecto de dos etapas que emprendió el entonces ministro, Eduardo Selman.

“En mi condición de arquitecto una de las medidas que se tomaron después que yo llegué fue mejorar la situación del edificio como lo pueden ver ahora, desde luego el proceso de restauración tomaba tiempo, porque había que mantener, alojadas las oficinas del ministerio y había que ir por partes”, expresó el exministro Selman.

Las intervenciones incluyeron áreas exteriores, intervención del lobby, recepción, pasillos, y otros.

Mientras que la actual ministra de Cultura, Carmen Heredia, manifestó que “no sé cuál era el criterio que tenían, pero la realidad es esta, y es una realidad que tenemos que enfrentar”.

Asimismo, el ex ministro continuó diciendo, “pero teníamos que ir muy lento porque era desalojando oficinas para acomodarlas en lo que se iba restaurando, resulta que en la parte de lo que era el auditorio tuvimos que usarlo como almacén porque no había donde hacerlo, estábamos inclusive restaurando los paneles ampliándolos”.

Ante la carencia de almacenes, las antiguas autoridades instalaron una carpa en el área de parqueo, rentada por 400,000 pesos mensuales, para recluir los muebles y enseres que pretendían ya no usarse en la sede, muchos de estos en buenas condiciones.

Eduardo Selman como la nueva Carmen Heredia no precisan el monto total de estas readecuaciones, que aún continúan, conforme a nuestra investigación, los procesos de licitaciones que se publican en el portal de del Ministerio de Cultura, se estaría hablando de miles de millones de pesos en mueblería, como por ejemplo en una licitación pública nacional se colocó un monto de 28 millones 850 mil 600 pesos, para la adquisición de muebles, equipos de oficina y estantería.

Una inversión en aire acondicionado es de 9 millones 486 mil pesos en paredes modulares y otros bienes y servicios.