Nacionales

Miles a la espera de «El Morgan»; doctor Puello se «arrodillará» si es necesario

En la capital dominicana se construyó el complejo de hospitales públicos más moderno de la región. Sin embargo, no funciona. La Ciudad Sanitaria Luis Eduardo Aybar se deteriora por la falta de uso, pese a la alta demanda de pacientes.

El prestigioso neurocirujano José Joaquín Puello expresó que «si tiene que arrodillarse para que esto funcione lo hará». Un llamado desesperado ante el evidente deterioro de la Ciudad Sanitaria Luis Eduardo Aybar, conocida como «El Morgan».

Concluida previo a la pandemia, pero solo funciona la nueva consulta externa y los antiguos hospitales como el Centro Cardio Neuro Oftalmológico y Trasplante del Complejo de la Ciudad Sanitaria Dr. Luis E. Aybar (Cecanot).

«Porque es un problema acuciante cuando una persona tiene la necesidad de un cateterismo cardíaco, de operarse el corazón, un caso grave de una enfermedad renal, una enfermedad neurológica quirúrgica, no esperan, esas personas se mueren», manifestó el Dr. Puello.

LE RECOMENDAMOS LEER:

La imponente estructura integra un hospital clínico, quirúrgico, materno, infantil y otros a los que el abandono les pasa factura. La maleza y daños de construcción son evidentes.

Los equipos médicos con tecnología de punta también se deterioran y podría requerir cambio. Aunque como este, permanezcan todavía en sus plásticos.

Pese al declive, más de 5 mil pacientes acuden diariamente y la lista de espera para procedimientos es enorme.

Las millonarias inversiones realizadas en el moderno complejo sanitario en más de una década parecen agonizar junto a la esperanza de miles de pacientes que aguardan ser atendidos.

Historia del hospital

En el 1945, la ley 893, designaba al Hospital que se construía en el sector Mejoramiento Social de la ciudad de Santo Domingo, entonces Ciudad Trujillo, con el nombre del Dr. William Morgan. El Dr. Morgan fue un médico otorrinolaringólogo norteamericano, que había venido a nuestro país en el 1937 a pescar y cazar con unos amigos por la zona noroeste del país, y al darse cuenta de las necesidades de la población regresó en varias ocasiones a operar personas de escasos recursos. Su fama llegó a los oídos de figuras del régimen de Trujillo, quienes le pidieron intervenir de las amígdalas a Ramfis, el hijo del dictador. El Dr. Morgan, cercano a la familia Trujillo, recibió esa designación muy agradecido.

El Hospital lo inauguraron el 20 de abril del 1946, con un acto muy concurrido, y en el que se encontraban las principales autoridades civiles y militares del país. El acto fue sencillo, tras la bendición por parte de Monseñor Octavio Beras, se interpretó el himno nacional. A seguidas el presidente de la República, Rafael Trujillo, pronunció un discurso desde su despacho en el Palacio Nacional que fue difundido a todo el país, luego hablaron el Dr. Morgan para agradecer la designación y el Secretario de Salud Pública, Dr. Luis F. Thomen.

El primer director del Hospital fue el Dr. Darío Contreras, quien estuvo al frente del centro hasta el 1949. En 1948 el Hospital contaba con 179 camas y ofrecía cerca de 15000 consultas.

LE PUEDE INTERESAR

Más contenido por Redacción CDN