Principales

Matanza del 9 de febrero 1966: Ametrallamiento contra estudiantes que protestaban frente al Palacio

Desde antes de finalizar 1965, los universitarios de la UASD reclamaban al gobierno

Santo Domingo, RD.- En medio de la crisis político-militar que afectaba el país desde finales de 1965, el gobierno provisional de Héctor García Godoy, asesorado por la Organización de Estados Americanos, preparaba las elecciones de Junio de 1966 y hacia esfuerzo para someter a la obediencia a los militares que estuvieron implicados en la guerra de Abril.

Terminado el conflicto cívico-militar, oficiales vinculados a Rivera Caminero y Elías Wessin y Wessin iniciaron una cacería  contra los soldados de la Brigada Mixta Gregorio Luperón, formada con los militares constitucionalistas.

Desde antes de finalizar 1965, los universitarios de la UASD reclamaban al gobierno provisional la entrega de la asignación presupuestal correspondiente al pago de  los salarios y recursos para iniciar el semestre en 1966. Como los reclamos no eran satisfechos, la Federación de Estudiantes Dominicanos  y estudiantes de las escuelas públicas desarrollaron un plan de lucha para obtener los recursos necesarios.

En la Universidad existían dos consejos universitarios: uno vinculado a intereses de “derecha”  y otro Provisional relacionado con el Movimiento Renovador. El 2 de febrero de 1966  miembros del Consejo Provisional fueron llevados a la justicia acusados de usurpadores, mientras los estudiantes reclamaban en las calles que el Presidente García Godoy accediera al reclamo presupuestal.

El 9 de febrero los estudiantes marcharon al Palacio Nacional acompañando una comisión de la Federación de Estudiantes Dominicanos integrada por Amín Abel, Diomedes Mercedes, Luis E. Brea, Jimmy Sierra, Gustavo González, Héctor Florentino, José Sosa, Carlos Dore Cabral, y Romeo Llinas, además de Juan B. Rodríguez y Pedro Díaz de la Unión de Estudiantes Revolucionario, Juan Barón Fajardo, Jacobo Valdez y Miguel Gómez de la Juventud Revolucionaria Cristiana, el Nuncio Apostólico Emmanuelle Clarizio y el sacerdote Sergio Figueredo, con la intención de reunirse en Palacio con el Presidente Provisional. Recibidos por el Secretario de la Presidencia fueron informados de que el encuentro sería en horas de la tarde.

Al salir la comisión del Palacio a las diez de la mañana y cuando Romeo Llinas se  dirigía a los estudiantes para explicar lo que estaba sucediendo en relación a la entrevista con el presidente, se inició el ametrallamiento.

Miembros de la Policía y militares dispararon ráfagas y bombas lacrimógenas, con un saldo de cuatro estudiantes muertos y 40 heridos de balas. Otros tres murieron ese dia en las calles de la ciudad de Santo Domingo y decenas resultaron heridos, en medio de las protestas contra el horrendo crimen cometido por la Policía frente a la sede de gobierno.

Los estudiantes muertos aquel 9 de febrero fueron Amelia Ricart Calventi, Antonio Santos Ramírez, Luis Jiménez Mella, y Miguel Tolentino y los heridos Josefa de la Rosa, Fortune Modesto Valerio, Adrián de Jesús, Antonio Pérez Méndez, Brunilda Amaralt, Modesto Guzmán, Freddy Cruz, Patricio Concepción, Juan Castillo, y Bienvenido Rivera.

Fuente: Acento

 

Más contenido por Redacción CDN