Licelot Peña se enfrenta a diario a duros ataques de ansiedad

Santo Domingo, RD.- La madre de Liz María Sánchez, la niña de nueve años abusada sexualmente, asesinada y posteriormente desaparecida por un hombre conocido como “El Panadero”, lamentó que desde septiembre del año pasado, no ha obtenido de las autoridades ninguna información del curso de las investigaciones del caso de su hija.

Han pasado casi 8 meses, y Licelot Peña, se mantiene en un limbo, relata que vive bajo la sombra de los episodios que se han suscitado desde el 16 de agosto, día en que su pequeña desapareció, hasta la fecha.

Aunque hoy en día no hay rastros sobre los restos de Liz María, siente como si aún estuviera con vida.

Autoridades dicen que no han llegado respuestas en torno al horrendo caso que no sólo consternó al Ensanche Isabelita. Pero de quienes sí ha tenido un gran apoyo es del abogado José Hoepelman y la psicóloga Ana Simó.

Por el estado psicológico en que se encuentra actualmente, tomó la dura decisión de llevar a casa de su nuera en Cotuí, a sus hijos Enmanuel de 8 años y Germayori de 6, quienes no paran de preguntar por su hermanita.

Sobre Esterlin Francisco Santos, alias "El Panadero", relató que le han informado que vive como un rey, en la cárcel de La Victoria, donde debe cumplir 18 meses de prisión preventiva.

Licelot Peña, confía en que la justicia divina permitirá que este hecho no quede impune, y que se le aplicará todo el peso de la ley al confeso asesino de la infante.