Nacionales

La indignación de joven asmática que trabajó en el Censo y no le han pagado a un día de Navidad

A casi un mes del Censo, persisten las quejas de empleados por falta de pago
A casi un mes del Censo, persisten las quejas de empleados por falta de pago

Las denuncias contra la Oficina Nacional de Estadística (ONE) por falta de pago a los empadronadores del último Censo Nacional de Población y Viviendas se incrementan conforme pasan los días. Son muchos los usuarios que a diario escriben a este medio para denunciar que esta es la fecha en que no les han pagado, pese a las largas horas diarias de frío, sol y calor que soportaron en las calles, incluidos los riesgos de la violencia que vive el país.

“Es muy difícil este tema y me da una rabia, yo soy un vivo ejemplo de que no hubo un día en que yo me fuera a casa antes de las 7:00 de la noche, siempre era pasado de las 9:00 PM. Hasta enferma y con crisis asmática cumplí mi trabajo dando más de lo que se me pedía, esa milla extra. Como siempre les dije a mis chicas, debemos hacer un trabajo excelente y velé hasta el último día para que lo hicieran y se cumpliera”, reza textualmente la denuncia de una joven que escribió a nuestro número de WhatsApp.

Y sigue diciendo: “Es inhumano ir hoy 23 de diciembre, 13 días después de culminar un contrato, y aún no se nos pague los honorarios por lo que tanto se trabajó. La ONE exigía bastante para que fuera un trabajo de calidad, pero a la hora de cumplir con lo establecido le ha quedado grande este tema. Da asco, pena y vergüenza esto que estamos pasando. De solo mirar a mi hijo se me pone el corazón chiquito. ¡Coño! Tanto esfuerzo y tantas dificultades que uno aguantó, para que ahora quieran jugar con el sudor de nuestras frente”.

Empadronadora del Censo le reprocha al director de la ONE

Agrega: “¡Claro! A la ONE y a MIOSOTIS RIVA no le importa mucho porque tienen su cena y su dinero seguro, y luego se preguntan por qué el dominicano no coopera con temas públicos. Ahí está la respuesta, por el mal manejo que tienen las instituciones públicas a la hora de tener colaboración o contrato por tiempo de los ciudadanos. Ya esto es indignante, la verdad, y lo último que yo esperaba era esto, que UN 23 DE DICIEMBRE MI NEVERA ESTARÍA VACÍA, y que esas dos familias más que pensaba ayudar a que tuvieran su cena para esta noche buena tampoco podré ayudarlas”.

Y, prosigue: “Nos han tratado como animales, teniendo uno que humillarse y rogar por algo que trabajamos y nos ganamos. Por esas razones este país cada vez está más judío, y el Presidente si no se pone la pila se jodió también, porque son muchas familias que prácticamente están en el aire el día de hoy sin respuesta ni nada”.

“Disculpen que esto sea tan largo, pero necesitaba desahogarme”, finaliza la indignada empadronadora del Censo.

Más contenido por Juan Ulises De La Cruz Lluberes