Piden estación no sea abierta nuevamente

Santo Domingo, RD.- Los familiares de los muertos a causa de la explosión de una estación de Gas Licuado de Petróleo en Santiago, mostraron su indignación debido a que aseguran no han recibido apoyo de parte de las autoridades dominicanas.

Al acudir a las instalaciones de CDN en Santiago, los allegados de los fallecidos expresaron que su mayor preocupación es que la planta continúe laborando.

Contenido relacionado: En estado crítico permanecen cinco sobrevivientes a explosión planta GLP en Santiago

Al ser entrevistado en el programa Despierta con CDN, el gerente general de COOPEGAS dio garantías de que la estación de combustibles no será abierta hasta tanto se solucione el caso.

“A nosotros no nos urge abrir la estación…pueden estar tranquilos”, fue la respuesta del gerente a los familiares.

Al menos nueve personas han fallecido hasta ahora y varias continúan en cuidados intensivos a causa de la explosión de una envasadora de gas de la Cooperativa de Servicios Múltiples La Económica, COOPEGAS, en la carretera Peña, del municipio de Licey al Medio de la referida provincia.

El pasado 3 de octubre, alrededor de las 6 de la mañana, una fuerte explosión sacudió a los residentes en Licey al Medio, se trataba de la envasadora de gas en la carretera Peña.

Al instante, se informó de la muerte del niño Braylin Ulloa, de tan sólo 10 meses de nacido, y del vigilante del establecimiento, Francisco Trinidad de 66 años.

Además, nueve personas sufrieron graves quemaduras de tercer, segundo y primer grado, lo que hacía esperar lo peor para varios de ellos, temor que se ha ido confirmando con el paso de los días.

Griselda Padilla, de 37 años de edad, falleció el lunes 5 de octubre en la unidad de quemados del Hospital Ney Arias Lora de Santo Domingo, a causa de las quemaduras que sufrió.

El miércoles 7 de octubre, apenas 48 horas después de la muerte de Griselda, su esposo, Juan Francisco Santos Céspedes, de 41 años de edad, también murió por las heridas que sufrió.

Ese mismo día también pereció Juana Bisonó, de 65 años y su esposo Nilson Reyes, de 73 años, quien estaba ingresado en el Hospital Metropolitano de Santiago. Cabe destacar que la vivienda de esta pareja estaba ubicada próximo a la envasadora de gas.

La tarde del jueves 8 de octubre falleció la joven Grisell de los Santos Padilla, de 15 años de edad, hija de Griselda Padilla y a su vez, madre del recién nacido que murió en la explosión, Braylin Ulloa.

Mientras que Nelson Javier Osoria de unos 35 años, falleció este sábado 10 de octubre y este domingo pasó a mejor vida, la joven Yulisa Ortiz.

Desde el mismo día en que se produjo la explosión, los médicos que trataban a los heridos habían advertido que los lesionados tenían menos de 5 % de posibilidad de sobrevivir.

Desde el día 5 de octubre, los residentes en esta enlutada comunidad han venido expresando su oposición a la presencia de esta envasadora de gas, incluso, la noche de este sábado, realizaron una protesta que incluyó una vigilia en honor a los fallecidos por esta tragedia.