Los regidores  fijaron posición en torno a la incertidumbre que persiste

Baní, RD.-  El bloque de regidores del Partido Revolucionario Moderno (PRM), manifestó su inconformidad con el presidente, Luis Abinader, por no haber dado respuesta a las bases de la organización política con el tema de los empleos.

Los regidores  fijaron posición en torno a la incertidumbre que persiste en la militancia perremeísta que, desde hace seis meses, ha venido reclamando espacios de trabajo en el tren gubernamental.

La fracción de concejales culpó y responsabilizó al presidente y secretario general municipal de esa organización, Rafael Pimentel y Juan Germán, por no dar una explicación con el fin de llevar tranquilidad a las bases del partido.

Los regidores indicaron que se mantendrán en protesta hasta que sean escuchados.

En el municipio de Baní, fueron establecidas dos comisiones, una municipal y otra provincial, se recibieron muchas solicitudes de empleos, que fueron llevadas a la Comisión Nacional de Evaluación de Empleos, y seis meses después no se les ha dado oportunidades a esos seguidores del PRM que trabajaron firmemente para alcanzar el cambio prometido -destaca la comunicación con la presencia de Osvaldo Leónidas Díaz, presidente de la Sala Capitular, Carolina Díaz, vicepresidenta del Concejo Municipal, y los regidores Ney González, Robinson Capellán, Kelvin Arias, Denny Báez, Jorge Díaz Mateo y Miguel Báez.

La fracción de concejales perremeístas culpó y responsabilizó al presidente y secretario general municipal de la organización, Rafael Pimentel y Juan Germán, respectivamente, por no haber convocado a la militancia y la dirigencia media a darle explicación y rendición de cuentas con el fin de llevar tranquilidad a las bases del partido.

Agrega el comunicado que, como regidores, ellos representan, en gran medida, a las bases de la organización y alzan sus voces de protesta en demanda de que sean escuchados. «Aún están trabajando los mismos empleados de la pasada administración peledeísta en nuestro gobierno».

También los ediles denunciaron nepotismo, porque la familia de uno de los miembros de la dirección municipal ha sido beneficiada con empleos en el Estado.

Al mismo tiempo, el bloque de regidores piensa que hay favoritismo para allegados de ministros que logran nombrar a personas sin tener los méritos suficientes en una determinada posición de trabajo en la administración pública.