La lucha del BCE contra la deflación

Banco Central Europeo_CDN

Tal como habíamos previsto, la disminución de la tasa de inflación en Europa a un 0.7% en octubre, nivel muy por debajo de la meta de 2% para 2013, ha provocado incertidumbre sobre el proceso de recuperación económica.

El Fondo Monetario Internacional estima que este año la zona euro caerá en -0.4% y que en 2014 crecería en un 1%.

Para asegurar ese crecimiento económico,  el  Banco Central Europeo decidió la semana pasada reducir la tasa de interés de política monetaria a un 0.25%.

Y más aún, de acuerdo a Peter Praet, miembro del Consejo Ejecutivo del banco,  las autoridades monetarias europeas están dispuestas a adoptar tasas de interés nominales negativas o comprar activos propiedad de los bancos para promover un aumento de la inflación a niveles compatibles con una mayor tasa de crecimiento de las actividades productivas.

La meta de esas medidas monetarias es disminuir el costo del financiamiento y estimular así la inversión privada, las exportaciones y la creación de empleo.

Algunos analistas piensan que el programa de compra de bonos gubernamentales debería alcanzar una magnitud de 67 mil millones de dólares mensuales.

El gran escollo para ejecutar ese programa son los alemanes, quienes históricamente han tenido un elevado grado de aversión a la inflación.

Ya veremos si logran convencer a la Merkel.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorDueños de dealers se oponen modificación ley venta condicional bienes muebles
SiguienteDirector General DGII exhorta a pagar placa a tiempo