Comentario Económico: El Día de la Tierra y la deforestación

COMPARTIR

El Día de la Tierra se celebró en la República Dominicana con el tránsito por sus carreteras de camiones repletos de árboles recién cortados. Algunos amigos informan que “en Constanza están acabando con la foresta y los ríos.” Es una pena que las autoridades estén permitiendo la destrucción de la superficie forestal de este país, pues las consecuencias serán nefastas.

Basta con ver Haití y República Dominicana desde el aire. El primero se ve de un color que tiende a marrón y su productividad agrícola es bajísima. El segundo se ve color verde y su productividad agrícola es mucho mayor. Lamentablemente, el territorio dominicano ya tiene algunas manchas oscuras que revelan el proceso de corte de árboles y erosión del terreno.

La cobertura boscosa de la República Dominicana oscila alrededor del 28%, contrastando con el 83% de bosque que cubría la superficie total terrestre del país hacia inicios del siglo XX. Ese descenso fue el producto de la explotación irracional de los bosques para vender la madera, producir carbón vegetal y destinar terrenos a la producción agrícola y la ganadería.

Un bosque frondoso es indispensable para el agua y el equilibrio ecológico. Los países sin árboles tienden a recibir menos lluvia, perdiendo la oportunidad de disponer de agua suficiente para su población, la producción agrícola y la generación de electricidad.

Ante esa situación, cabe hacer un llamado a las autoridades para que hagan cumplir la ley y detengan la tala indiscriminada del bosque dominicano.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorBernie Williams anuncia su retiro de manera oficial de las Grandes Ligas en Nueva York
SiguienteLas peligrosas rutas de la inmigración ilegal en América Latina