Dirección Servicios Penitenciarios se reúne con directores de recintos

La Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales se reunió con directores de los 44 centros de privación de libertad del país, para avanzar en la conformación de la nueva estructura que rige al sistema penitenciario bajo el amparo de la Ley 113-21.

La jornada de socialización y planificación concentró a los responsables de los Centros de Privación de Libertad, Además, a los Centros de Atención a Privados de Libertad Provisionales (Caplip) y los Centros de Corrección y Rehabilitación (CCR).

Durante la actividad encabeza por el director de Servicios Penitenciarios, Roberto Hernández Basilio y la directora de Centros de Corrección y Rehabilitación, Hilda Patricia Lagombra Polanco, la agenda incluyó la revisión del organigrama de la entidad.

Que se creó a partir de la fusión de las antiguas entidades Dirección General de Prisiones y el Modelo de Gestión Penitenciaria.

Directores de recintos conversan sobre conformación de la nueva estructura

Además, Basilio compartió las nuevas líneas de trabajo, enfocadas en la atención a procesos y la calidad del levantamiento. Así como, el procesamiento de la información en las estadísticas diarias.

También resaltó la importancia de la comunicación efectiva, las reuniones periódicas y la capacitación para adquirir y actualizar conocimientos.

Es decir, como vía hacia la excelencia en los servicios que presta la entidad a las personas privadas de libertad.

Lagombra Polanco se encargó de la motivación al personal, con especial atención en la garantía de los Derechos Humanos.

Y la honestidad como valor personal y los principios éticos del servidor público.

Del mismo modo, habló sobre la transformación que desarrolla el sistema penitenciario en el país y les refirió que estos cambios resultarán beneficiosos para todos.

El encuentro se realizó en la sede del Instituto Superior de Estudios Penitenciarios, ubicada en el Castillo del Cerro, en San Cristóbal.

El mismo sirvió de retroalimentación entre los niveles directivos y los operativos, como proceso fundamental para el buen desenvolvimiento de la entidad.