Ese mismo año, el Ministerio de Salud hizo un llamado a la ciudadanía a no consumir clerén

Santo Domingo.-El clerén es una bebida alcohólica ilegal de bajo costo, consumida, por lo general, por personas de escasos recursos; ésta bebida es comercializada principalmente en la zona fronteriza del país, pero también en las grandes ciudades ya que se elabora en cualquier patio y con métodos rudimentarios.

El 18 de noviembre del 2013, una niña de tres años, perdió su vida tras consumir Clerén en Santiago mientras que en julio de 2016, en una fiesta de gagá en Barahona, un nacional haitiano de 47 años, murió al ingerir esta bebida tóxica.

Ese mismo año, el Ministerio de Salud hizo un llamado a la ciudadanía a no consumir clerén ni ninguna otra bebida de fabricación casera.

En diciembre de 2017 en Elías Piña, sucedió un caso que marcó a la sociedad, la muerte de 15 personas que consumieron clerén; algunos de los fallecidos eran miembros de una misma familia.

En esa misma fecha, ocurrieron otros casos alredor del país y en Haití, sumando 28 los muertos por el consumo de esta bebida alcohólica; en diciembre de 2017 fue marcado por estos casos. En Moca, Roselio Antonio Santos de 48 años, murió luego de tener varios días tomando clerén.

En Neyba mientras tanto, en ese mismo año Wilbert Sánchez, menor de diez años, murió tras consumir la bebida y en el 2018 Pablo Minaya, locutor se la provincia Espaillat, murió después de ingerir clerén.

Durante los últimos días, 15 personas han perdido la vida por consumir esta bebida ilegal.

La bebida de la muerte, como muchos le llaman, es elaborado con caña de azúcar, frutas fermentadas, además se le añade, algunos productos con alto contenido de metanol y thinner.

Por Yanela Pimentel.