Comentario económico: El 30 % de la inflación se explica por aranceles e ITBIS excesivos

Un elevado porcentaje de los incrementos de precios que afectan al pueblo dominicano se debe a recaudaciones excesivas

Santo Domingo, RD.- A mayo de este año la tasa de inflación se colocó en 10.5 %. A nivel global se observa un aumento generalizado de precios, vinculado con la recuperación económica y con el rezago de la producción de determinados bienes y servicios.

Entre estos se encuentran bienes básicos, como alimentos para animales, manufacturas intermedias y los servicios de transporte, que influyen de manera decisiva sobre la evolución del índice de precios al consumidor.

El flete de un furgón de 40 pies proveniente de China ha experimentado un aumento exponencial, al pasar de 3,300 dólares antes de la pandemia a 12,500 dólares en la actualidad.

Asumiendo que el valor de la mercancía transportada en ese furgón asciende a 20,000 dólares y que el seguro es de 300 dólares se tiene que el valor CIF pasó de 23,600 dólares a 32,800 dólares, empujando hacia arriba el índice de precios.

El arancel y el ITBIS, al aplicarse sobre el valor CIF de la mercancía importada, agravan el impacto del incremento del flete. Asumiendo un arancel de un 20 % y dada la tasa de Itbis de 18 % se tiene que el precio nacionalizado de ese bien pasaría de 33,418 dólares a 46,445 dólares, es decir, aumentaría en 13,027 dólares. De ese incremento de precios, casi el 30 % lo explica el aumento de los costos por concepto de arancel (i.e., 1,840 dólares) e Itbis (i.e., 1,987 dólares).

Si esto se generaliza para toda la economía, se puede señalar que un elevado porcentaje de los incrementos de precios que afectan al pueblo dominicano se debe a recaudaciones excesivas -por encima de lo presupuestado- que está obteniendo la Dirección General de Aduanas y la Dirección General de Impuestos Internos.

Afortunadamente, el gobierno del presidente Abinader tiene la llave para reducir ese empuje de costos provocado por el arancel y el ITBIS. Si el gobierno decide calcular el valor CIF de las mercancías importadas utilizando el flete que existía antes de la pandemia (e.g., 3,300 dólares en vez de 12,500 dólares), el exceso de las recaudaciones por concepto de arancel e ITBIS desaparecería.

Esa decisión reduciría el precio de la mercancía nacionalizada de 46,445 dólares a 42,618 dólares, equivalente a un 8 % menos que el precio que actualmente se estaría vendiendo. En ese escenario, el gobierno percibiría el monto de impuestos que recibía antes de la pandemia y no más, lo cual es justo en medio de esta pandemia.

El ministro de Hacienda, Jochi Vicente, tiene en sus manos la capacidad de quitarle presión a la tasa de inflación. Si aplica esta recomendación de política, los consumidores de pollo, huevos, cerdo, pan, entre otros productos de primera necesidad, se lo agradecerán. De lo contrario, se lo tomarán en cuenta, pues se estaría magnificando la inflación importada.

Por: Jaime Aristy Escuder

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorComercio detallista sugiere mantener subsidio de la harina y otros insumos del pan
SiguienteTres meses de prisión preventiva contra vigilante mató hombre