San Cristóbal, RD.- La Asociación de Colmaderos y Destallistas de Provisiones, denunciaron que sus negocios están al borde de la quiebra, ya que las grandes cadenas comerciales absorben a sus clientes en los programas sociales que ejecuta el Gobierno central, por motivo a la cuarentena por el Covid-19.

La presidenta de esta agrupación de comerciantes, Pablita Cabrera, dijo que mientras los grandes  supermercados están abarrotados de público, los pequeños negocios están desolados, por lo que llamó al gobierno a que vaya en auxilio de ese sector.

Cabrera explicó que existe una competencia desleal, ya que esos grandes negocios pueden dar mejores precios, cuentan con más variedad de productos y además tienen hasta aire acondicionado.

En tanto que otro directivo de esta citada agrupación de comerciantes también se quejó e indicó que de seguir esta problemática sus negocios desaparecerán.

Por: Carlos Valdez