Hombres que permanentemente maltratan física y verbalmente a sus parejas

Santo Domingo RD.- En momentos en que la violencia intrafamiliar y los feminicidios han matizado los primero ocho meses del 2017, la Fiscalía del Distrito Nacional a través del Centro de Intervención Conductual para Hombres sigue trabajando con los hombres acusados de maltratar a sus parejas sentimental con la finalidad de acabar con ese mal que carcome las entrañas de la sociedad dominicana.

Alberto Marte narró a NCDN que aunque tuvo que pasar tres meses en prisión por maltratar a su esposa, desde que está recibiendo ayuda profesional en este centro su vida ha dado un giro de 180 grados.

Vea también: Procurador anuncia llevarán plan preventivo contra la violencia de género a centros educativos

La vida de Marte ha cambiado tanto que aprovechó la oportunidad para hacerles un llamado a esos hombres que permanentemente maltratan física y verbalmente a sus parejas.

El Centro de Intervención Conductual del Distrito Nacional, fue fundado el 15 de julio del año 2008 y desde entonces les ha brindado ayuda psicológica y terapéutica a más de 16 mil hombres que han sido sometidos por violencia intrafamiliar.

De los 16 mil hombres que han estado en el centro a los cuales se les ha brindado ayuda, solo un cinco por ciento ha reincidido.

El Centro tiene una estructura de atención integrada por un servicio terapéutico y psicoeducativo, ambos se desarrollan de forma ambulatoria, y por referimiento de los jueces y fiscales, en el marco de violación a la Ley 24-97 sobre Violencia de Género.

Dentro de las actividades psicoeducativas y terapéuticas que desarrolla la institución para el logro de los objetivos se encuentran:

Charlas de acogida para los nuevos usuarios, evaluaciones a través de entrevistas y pruebas psicológicas, sesiones de terapia individual, talleres psicoeducativos y sesiones de terapia grupal y también se ejecutan evaluaciones de proceso para medir el impacto del programa.

Los resultados de este programa contribuyen a cambiar la percepción hostil y negativa hacia las mujeres y para fortalecer la capacidad para el manejo adecuado de los conflictos.

 

Autor: Miguel De La Rosa.