Santo Domingo, RD.- La Mesa Nacional de las Migraciones y Refugiados consideró como un paso positivo del gobierno saliente el decreto 262-20 que otorga la nacionalidad dominicana a 750 descendientes de haitianos.

William Charpentier, coordinador de la Mesa, expresó que el decreto 252-20 es el inicio de una conquista de grupos y sectores que han luchado por varias décadas para que a miles de descendientes de haitianos se le reconozcan sus derechos fundamentales.

Contenido relacionado: Danilo otorga nacionalidad dominicana a 750 personas afectadas por sentencia 168-13

El Poder Ejecutivo naturalizó ayer domingo a las 750 personas que fueron afectadas por la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional, la cual definió los criterios para adquirir la nacionalidad.

La decisión se tomó mediante el decreto 262-20 de fecha 16 de julio, a través del cual el presidente Medina concedió el beneficio de la nacionalidad dominicana a esa cifra en atención a lo establecido en la Ley 169-14 de régimen especial para personas nacidas en el territorio nacional inscritas irregularmente en el registro civil dominicano y sobre naturalización. Los hijos de extranjeros nacidos en la República Dominicana, que adquirirían la nacionalidad se establecen de conformidad a lo dispuesto en el literal B.

Actualmente 53 mil descendientes de haitianos están en condición irregular de estos  sólo nueve mil se acogieron al plan nacional de regularización.