El caso fue declarado complejo

Santo Domingo, RD.- Hasta el momento las autoridades no han dado con el cuerpo de la niña Liz María Sánchez, lanzado a las aguas del mar Caribe, por su verdugo Estarlin Francisco de los Santos, alias El Panadero, tras haberla violado y asesinado.

Sin embargo, el jurista Valentín Medrano es de opinión que ello no será óbice para que el acusado sea condenado como lo establece el Código Penal.

La tarde de este jueves al imputado se le impuso medida de coerción de un año y seis meses por el caso.

Durante la audiencia el Ministerio Público presentó diferentes evidencias testimoniales, materiales, documentales y audiovisuales que registran el momento en que se ve a la niña entrar por un callejón que da a la vivienda de "El Panadero" y tiempo después el presunto violador se observa salir del ensanche Isabelita hacia la autopista Las Américas.