Nacionales

Aún se desconocen motivos por lo que El Chamo mató a la odontóloga

El victimario aún no ha confesado los motivos que tuvo para matar a la odontóloga
El victimario aún no ha confesado los motivos que tuvo para matar a la odontóloga

Santo Domingo, R.D.-El Ministerio Público solicitó medidas de coerción contra José Luis Fermín Díaz alias El Chamo o Venezuela. Este está acusado de asesinar a la odontóloga Lyda Josefina Amell Bogasrt de Lalane.

En el documento acusatorio, la Fiscalía del Distrito Nacional explica de manera detalla cómo fue el encuentro entre la profesional de la odontología y El Chamo. El victimario que se dedica a la mecánica de vehículos. La relación culminó con el trágico asesinato de  Lyda Amell de Lalane.

Sin embargo, en el documento de la fiscalía, que contiene 66 páginas, no especifica los motivos que tuvo El Chamo para estrangular a la odontóloga. Pero, se detalla el momento en que la víctima recoge en su vehículo al victimario, el recorrido, la avenida donde habría cometido el crimen. Y donde El Chamo dejó abandonado el cuerpo de la odontóloga.

Una fuente dijo a CDN, que El Chamo aún no ha revelado a la Fiscalía que lo motivó a asesinar a la odontóloga. Pero, si admitió los hechos.

El Chamo tenía relaciones sexuales con mujeres y con homosexuales

En el documento acusatorio, se revela que El Chamo o Venezuela el día del suceso luego de dejar abandonado el cuerpo de la víctima, se dirigió a un hotel donde recogió a una prostituta. Luego de tener relaciones con la trabajadora sexual, El Chamo tuvo un encuentro con un homosexual. A quien también llevó a un motel de la Capital. Todos los movimientos captados en cámara de seguridad.

“Abordó un motoconcho que conducía una motocicleta color rojo, el motorista cruzo la Avenida Máximo Gómez, tomando la Avenida San Martin hasta llegar al Hotel Londres, el imputado José Luis Fermín Díaz (a) El Chamo y/o Venezuela se desmontó en el indicado hotel a las 8.58 PM y se le ve pagar al motorista. Allí hace contacto con una trabajadora sexual, junto a la cual penetra al referido hotel. Deja su caja de herramienta con el seguridad Rudy Montero Montero. Sube hasta la habitación 26, luego se ve a la mujer bajar de la indicada habitación”.  

Indica que El Chamo salió del hotel a la 11.47 PM. Luego “camina a pie en toda la Avenida San Martin, doblando a las 11.55PM a la derecha en la calle Rafael J. Castillo. Y luego toma la calle Mauricio Báez a la derecha. Ahí se le ve conversar con un homosexual; luego continuo caminando en la calle Mauricio Báez hasta llegar al hotel Cabaña Isla de Oro, ubicado en la calle Mauricio Báez esquina Máximo Gómez. Allí se hospedo exactamente a la 12.12 AM, lugar donde compartió con un homosexual; a quien posteriormente se le ve bajar. Quedándose en el hotel el imputado José Luis Fermín Díaz alias El Chamo salir a las 9.56 AM del día siguiente”.

Todo lo relacionado al imputado en el documento acusatorio es una narrativa del Ministerio Público. Pero no contiene el acta de interrogatorio realizado a El Chamo y/o Venezuela.

Relación de El Chamo con la odontóloga

Respecto a la relación que tenía la víctima, en el documento se establece, según interrogatorio de la pareja de El Chamo, Celeste Mercedes Pérez Torres, este hacia aproximadamente dos meses que se comunicaba con la víctima, a través del teléfono celular de Pérez Torres.  Indica que su pareja le había indicado que se trataba de una clienta.

“Al conversar con la señora Celeste Mercedes Pérez Torres, esta manifestó que hasta hace dos meses, el imputado José Luis Fermín Díaz (a) El Chamo y/o Venezuela se comunicaba desde su teléfono con la victima Dra. Lyda Josefina Amell Bogaert de Lalane. Y que esta se identificaba como una cliente. Razón por la cual procedió a entregar de manera voluntaria su teléfono marca Samsung, coloca Azul, con un cover transparente”, explica el documento acusatorio preparado por los fiscales.

Medida de coerción por asesinato Odontóloga

El Ministerio Público del Distrito Nacional manifestó estar preparado para el conocimiento de la solicitud de medida de coerción contra el imputado.

El órgano de la persecución penal solicita prisión preventiva contra el mecánico José Luis Fermín Díaz, alias El Chamo, quien dejó el cuerpo de la víctima abandonado en el automóvil, en la avenida Expreso Quinto Centenario, luego del hecho ocurrido el pasado 27 de julio.

El juez Juan Francisco Rodríguez Consoró, de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente, aplazó para el 10 de agosto la audiencia para el conocimiento de la medida de coerción, debido a la ausencia de la defensa técnica del detenido.

La fiscal litigante Angie Castro Rijo representó ante el tribunal al Ministerio Público, cuyos elementos de prueba, audiovisuales, documentales, materiales y testimoniales, comprometen la responsabilidad de Fermín Díaz, quien durante dos horas y media se movilizó en el vehículo junto a la víctima por diferentes puntos del Gran Santo Domingo.

Leer también:

Más sobre documento acusatorio

La instancia instrumentada por la Fiscalía del Distrito Nacional  narra que el día de su muerte Bogaert salió sola de su casa aproximadamente a las 5:00 de la tarde. Conforme se observa en los videos de las cámaras de seguridad. Transitó en su vehículo por varias calles del Distrito Nacional y a las 6:22, en las inmediaciones de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, recogió a Fermín Díaz, quien vestía una camiseta color naranja y llevaba en sus manos una caja de herramientas y un manómetro.

Con base en las grabaciones de las cámaras del Sistema 9-1-1, la instancia de solicitud de medida indica que el vehículo fue visto a las 6:56 próximo a la Universidad del Caribe, en la autopista 30 de Mayo, y luego, a las 7:08 de la noche, transitaba por la Plaza Juan Barón, en la avenida George Washington.

Las cámaras registran que ya en ese momento el investigado iba conduciendo. A partir de entonces, el hombre se desplazó hacia Santo Domingo Este y luego regresó al Distrito Nacional.

Las investigaciones, que continúan en desarrollo, indican que durante el recorrido de esa noche Fermín Díaz estranguló a Bogaert y que, luego de abandonarla en el vehículo, a las 8:52 de la noche, caminó por el sector de Villa Juana, llevando su caja de herramientas y el manómetro, sin que se observara ningún otro movimiento en torno al automóvil.

Conforme al informe preliminar de autopsia emitido por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses, la causa de muerte de Lyda Josefina Amell Bogaert fue asfixia mecánica por estrangulación.

Inicialmente, la conducta del investigado fue calificada por el Ministerio Público como homicidio, delito previsto y sancionado en los artículos 295 y 304 del Código Penal Dominicano.

Documento acusatorio de la Fiscalía del Distrito

Más contenido por Redacción CDN