Santo Domingo, RD.- Un asaltante confesó que comandantes de diversos destacamentos de la Policía Nacional le cobraban peaje, reconociendo de esta forma sus delitos, y ahora lo buscan para matarlo.

En momentos en que circulan por las redes sociales un sin número de videos en donde se aprecia la realización de diversos asaltos a mano armada en varios puntos del país, un confeso asaltante, quien por temor a represalias solicitó cubrir su rostro, confesó, que dentro de la institución del orden existe una estructura mafiosa dedicada a cobrar peajes por asaltos.

Dijo que se motivó a hablar con CDN canal 37 es porque ha recibido varios mensajes de parte de la miembros de la policía.

“Me ha mandado a decir que me van a matar, que tienen carta blanca en contra de mi”, reveló el delincuente.

Admitió que se dedica delinquir con consentimiento de la policía.

“Ellos saben lo que nosotros hacemos, negocian con nosotros y nos cogen dinero por los hechos que nosotros hacemos”, relató.

Afirmó que para hacer negocios con los miembros de la institución, estos piden parte del dinero.

Resaltó que en mayoría de casos los policías solo devuelven los documentos a las víctimas.

“Sin en el hecho hay mucho dinero, nos piden una parte de dinero y alguno de los documento para ellos resolver el caso”, narró.

Explicó que a la hora de un acto delictivo quienes los identifican son los mismos miembros de la uniformada que los conozcan.

“Nosotros andamos tapados con cascos puestos vestidos de motoristas y es muy difícil de reconocer”, prosiguió.

Asimismo, dijo que el modo operandi, vestimenta, entre otros es la manera como se identifican ante los agentes.

Dijo que el roba por descuido no atraca.

“Cuando ellos no se dan cuenta del hecho como quiera los domingo hay que darle su peaje”, relató. En ese orden, explicó que todo depende del rango del comandante.

Durante una entrevista, del Reporte Especial con Julissa Céspedes, aseguró que desde el comandante del destacamento de Villa Francisca, teniente coronel, Ramón Iván Feliz.

Además tres integrantes del destacamento de Gascue, el Mayor Montero, Padilla y Zapata.

También dos miembros del Departamento de Robos de la Policía Nacional identificados como el Mayor Pascual.

Los nombrados por el asaltante que han sido reincidente en diversos casos

Y quién más brilla en la lista de los nombrados, el coronel Alberto Trejo Pérez, un oficial policial que fue asistente del pasado director policial Castro Castillo.

Y ha estado involucrado en casos el secuestro del joven Eduardo Antonio Baldera Gómez, que fueron ejecutados por miembros de la Policía Nacional.

No obstante, para 2018 fue suspendido por el supuesto suicidio de un vigilante, en la sede de la Policía.

Relató que estuvo preso por un delito, del cual posteriormente se le declaró inocente y el juez pidió su libertad.

Afirmó que a la semana el capitán Montero lo abordó con un policía de apellido Padilla y otro Zapata, esposándolo y llevándolo a un destacamento sin ningún motivo.

Resaltó que andaba con su esposa y niño y que pidió buscar los casos anteriores.

Agregó que el comandante le dijo que cuando le iba a dar.

“Yo le voy a regalar 13,000 mil pesos, después seguimos hablando y así quedamos”, expresó el asaltante.

Del mismo modo, afirmó que luego el comandante fue cambiado de Villa Francisca a Gascue. Y que luego de ahí, explicó que iniciaron los problemas.

Es por ellos, que dijo que depende del caso, se le da dinero a la policía.

“Por eso la policía de este país identifica a todo el mundo, hasta el que sale en un video tapado ellos saben quiénes son, está acostumbrada a negociar con todos los tigueres de este país”, manifestó el asaltante.

En ese sentido, agregó que con todos los que se hacen llamar delincuentes, la policía hace negocio con ellos.

Otros de los señalados de cobrar los denominados peajes son los comandantes do miembros de los destacamentos de San Carlos y de la Núñez de Cáceres.