Hasta el momento siete personas han perdido la vida y más de 22 fueron rescatados por miembros de la Armada Dominicana, luego de que una yola zozobrara en aguas del atlántico, próximo a las costas Celedonio, en Miches.

En la embarcación viajaban unas 30 personas que supuestamente pretendían viajar ilegalmente hacia la vecina isla de Puerto Rico.

Según la información preliminar, en la enbarcación iban 15 varones y 7 hembras.

Mientras que de los cadaveres recuperados, 6 pertenecen al sexo femenino y los otros dos al sexo masculino.

Equipos de la unidad de rescate, buzos, personal de guardacostas y miembros de la Fuerza Aérea continúan la búsqueda para evitar más pérdidas humanas.

Además, la alcaldesa de distrito municipal de El Cedro de Miches, quien solicitó la ayuda de las demás autoridades para seguir la búsqueda de los desaparecidos.

Asimismo, informan que pese a las alertas de condiciones marítimas adversas para frágiles y pequeñas embarcaciones, debido a condiciones atmosféricas.

Estos grupos que se dedican a los viajes ilegales pusieron en riesgo la vida de estas personas.

Es decir, saliendo de forma clandestina bajo condiciones atmosféricas hostiles.

Viajes ilegales en República Dominicana

Con este naufragio suman tres en lo que va de año en esa zona costera de Miches, por lo que ciudadanos piden a las autoridades mayor vigilancia para evitar los viajes ilegales.

No obstante, durante muchos los años dominicanos han intentado llegar a Puerto Rico en yola.

Una travesía que los expone a montarse en frágiles embarcaciones con el sueño de una mejor vida.

Dicho acto es condenado en la Ley 344-98 sobre viajes ilegales, que contempla que las migraciones ilegales y masivas constituyen un fenómeno contemporáneo complejo y difícil.

Es decir, capaz de afectar sensiblemente tanto los intereses fundamentales de la nación, como sus relaciones con las demás naciones vecinas.

Noticia en desarrollo.