Santo Domingo, RD.- La segunda fase de reapertura, tras la suspensión de las labores por el COVID-19, encuentra a las fiscalías del Distrito Nacional y Santo Domingo Este, ofreciendo algunos servicios esenciales como recepción de denuncias y medidas de coerción; pero algunos abogados ven el proceso muy lento.

Los departamentos de recepción de denuncias de las fiscalías del Distrito Nacional y Santo Domingo Este se mantienen ofreciendo servicio a la población, aunque con personal mínimo y manteniendo la distancia física.

Te puede interesar: RD aplica en su sistema judicial medidas adoptadas por el Ministerio de Justicia español...

En cuanto a los Juzgados de Instrucción, que sólo estaban operando las Oficinas de Atención Permanente, conociendo las solicitudes de medidas de coerción de manera virtual. En esta segunda fase conociendo revisiones de medidas y habeas corpus, estos últimos servicios en el Distrito Nacional.

Pero los abogados Wander Matos y Adolfo Serrano se quejan de que el proceso de apertura es muy lento.

En la entrada de la fiscalía de Santo Domingo Este fueron colocadas cabinas de desinfección, mientras que en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva para ingresar se debe tener mascarillas; antes exigían tener guantes puestos, pero ahora no es necesario.