24 de septiembre: Iglesia conmemora a Nuestra Señora de Las Mercedes

Santo Domingo, RD.- La Virgen de la Merced o Nuestra Señora de las Mercedes es una advocación mariana venerada por los católicos de la Bienaventurada Virgen María.

Cada 24 de septiembre la Iglesia Católica dominicana celebra una fecha importante: el Día de Nuestra Señora de las Mercedes, patrona del país.

Los templos suelen estar abarrotados de fieles creyentes que rendirán culto a la Virgen, especialmente en el Santo Cerro, La Vega, donde se encuentra el santuario dedicado a la patrona.

En el país, se realizan distintas actividades en torno a esta celebración católica.

Una de ellas, reúne a la mayor cantidad de feligreses, es la caminata desde La Vega, debido a que en esa provincia se encuentra el santuario a Las Mercedes.

Un dato interesante es que la Virgen de las Mercedes es también patrona de todos los cuerpos de bomberos del país.

En otros países católicos, la virgen Mercedes tiene otra connotación. En Venezuela, por ejemplo, es la patrona de las personas encarceladas porque era costumbre indultar a un grupo de presos para esta fecha.

Esta advocación tiene su inicio, cuando la Virgen —en su advocación de Virgen de la Merced— se apareció por separado a tres personajes de Barcelona.

A San Pedro Nolasco, quien sería el fundador de la Orden de la Merced; al rey Jaime I de Aragón, conocido como "el conquistador", y reinante en aquel momento en la Corona de Aragón; y a San Raimundo de Peñafort, fraile dominico, maestro general de su orden de predicadores, y confesor del primero.

Diez días después de la aparición, los tres caballeros se encontraron en la Catedral de Barcelona y compartieron haber tenido la misma aparición: la Virgen María les pedía la fundación de una orden religiosa dedicada a la redención de los cautivos.

Con la Evangelización de América, en la que la Orden de la Merced participó desde sus mismos inicios, la devoción se extendió y arraigó profundamente en todo el territorio americano.

Iconografía de la Virgen de Las Mercedes

La iconografía usada para representar a la Virgen de las Mercedes queda definida a partir del siglo XVI, consistiendo fundamentalmente en el hábito mercedario.

Túnica, escapulario y capa, todo en color blanco, con el escudo mercedario en el pecho.

Otros elementos recurrentes son las cadenas y el grillete, símbolos también del cautiverio.

Normalmente, además del escapulario del hábito, lleva otro pequeño en la mano que ofrece a los fieles es auxiliadora de los. Cautivos

Suele aparecer tocada con corona de reina, y también con el cetro en la mano derecha.

En muchas ocasiones sostiene en la izquierda al Niño Jesús, que también puede llevar un escapulario en las manos.

Otro modelo es el de la Virgen Comendadora, sedente en el coro, sin niño ni cetro, con las constituciones de la Orden en una mano.